Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Mneme

Publicado: 21/12/2014 20:56 por Livia Díaz en Mi Mneme

El Juglar de Misantla

Carlos Plandiura Avecinado en Coatzintla desde 1934, para el 2001 tenía una gran familia que consta de 10 hijos, 33 nietos, 33 bisnietos y dos tataranietos.

 

 

 

 

 

Por Livia Díaz 

Se me parte el almalo sabes…

Las despedidas son mares

de tormenta y luego calma.

Pastor Cano

 

La poesía da satisfacción de abordar un pasado y de vivir un presente. También el arroyo al susurrar, el autillo al aullar y el jilguero al trinar, cantan poesía, con estas palabras se presentó ante mí el maestro Carlos Plandiura González. Poeta de nacimiento “porque el poeta no se hace, nace.”

 

Avecinado en Coatzintla desde 1934, para el 2001 tenía una gran familia que consta de 10 hijos, 33 nietos, 33 bisnietos y dos tataranietos.

 

¿Es Usted doctor? -“Soy más que un doctor. Él te cura nada más. Yo con mi poesía voy más allá. Se han de acordar de mí. Pero yo escribo, que también es una profesión.- Así le contestó a una madre de Tihuatlán, y lo sostuvo ante mi, a sus 91 años, en pleno uso de todas sus facultades, no tenía impedimentos para ir y venir, hacer y deshacer. Crear, cantar, y además tenía muy buena memoria.

 

Lo conocí el día de su cumpleaños, 20 de noviembre “fiesta nacional.” Siempre lo festejó ese día, “ni uno antes ni uno después.” El festejo en su casa en Coatzintla, acompañado Leonardo Zaleta a su diestra, y por sus amigos y trovadores al otro extremo, acompañándose en sus canciones –muchas desconocidas- escritas por el mismo Carlos Plandiura.

 

Me obsequió la segunda edición de sus libros “Poesías de ayer, de hoy y de siempre”, y “Poesías y cantos a la Bandera, la madre y a los hombres ilustres”, autoeditados en Poza Rica en 1992, la primera edición data del los 60 y 70’s.

 

“Escribo para dejar algo, una huella”, me contó, mientras me preguntaba ¿cómo abordar una vida tan intensa? Entre recuerdos de sus vivencias, comenzó por sus trabajos “casi de todo”, que comenzó de peón, pasando por la política, el petróleo, la peluquería, y maestro rural.

 

Tuvo más amores de los que recordó. “Soy un enamorado, bohemio. Escribo mis poemas a la mujer, pero más que nada al amor. Busco mi lápiz y escribo con lo que pueda escribir.”

 

En alguna época su hija, también poeta, Beatriz Plandiura, le transcribía a máquina sus manuscritos, a los que luego de jubilarse como trabajador petrolero, dedicó más tiempo. En aquella época el Juglar de Misantla preparaba la publicación de su memoria histórica de Poza Rica. “Las etapas sociales de Poza Rica del 52.” Afirmaba que Poza Rica en realidad era ‘52’, porque es la distancia a Cobos, camino que transitaba la burrita o maquinita.

 

Auto confeso vagamundos, dijo que su camino de andanzas y experiencias quedó trunco por el mundo, cuando al estar en Querétaro, le dijeron que volviera a Misantla por encontrarse enferma su señora madre. De allá volvió a caballo y se quedó. Poco después su madre sanó, y él se quedó en Poza Rica trabajando en el Departamento de Transportes “cargando grava y arenal en el 52 para hacer todas las formas de cemento para los faros que iban a poner en la perforación de Los Cobos. La compañía era El Águila y la Royal Dodge, después hubo una huelga de 15 días para apoyar la formación de la sección 35 del sindicato en México.”

 

Por eso, pensando que ya no iba a tener trabajo, se fue al Tajín a trabajar en la compañía Sinclair. Encargado del departamento de arqueología como peón, “Pero luego subí de categoría, comencé a hacer actividad como tomador de tiempo, tallador, rayador (despachador) de trenes y carros y peón de vía.” Entró al sindicato en 1934, cuando le dieron la tarjeta del sindicato de Obreros de la Compañía el Águila de Tampico.

 

Carlos Plandiura, cuyo padre era de origen catalán, heredó y aprendió de él la contabilidad, por lo que pudo más adelante desempeñarse como oficinista en el departamento de materiales, jubilándose como oficinista de tercera en Petróleos Mexicanos, con 55 años.

 

Poco después, en 1978, se formó como maestro de educación rural, impartiendo en Agua Dulce, Papantla durante 13 años en la escuela “José Martínez Domínguez” de donde se jubiló también. “Hablé con el jefe de pensiones Manuel Ramos para jubilarme, ya estaba cansado. Me gustó ser maestro, pero a mi edad me cansaba bastante.”

 

Escribió desde los 55 años y lo siguió “toda la vida”, como él mismo me sentenció aquel 25 de noviembre de 2001, cuando lo entrevisté en la Cava: “La poesía es la satisfacción de abordar un pasado y vivir un presente.” Para el poeta -que amaba este verso,- no había satisfacción más grande que el dar en el escribir.

 

“Considero que la poesía romántica es para muchas personas “bella, hermosa, sublime, encantadora.” Que cual delicada rosa que al aspirar su perfume nos fascina, nos cautiva de igual forma, que se siente emoción no tan solo al escribir, también al expresarla. Porque en ella hay sentimiento un corazón que palpita emocionado. Que se conmueve.”

 El tema del poema en la poesía de Carlos Plandiura es dejar un testimonio. “Hablar de sucesos que pasan, dejo ahí un recuerdo siquiera, dejo una huella de mi vida en esos poemas. Como el siguiente, dedicado a unos de sus grandes amigos, Los Panchos: Carlos Martínez y Pablo/ que también se apellidan Gil, monaguillos como un diablo/ a los fieles hacían sufrir./ Don Pablo a Xalapa fue al ser electo diputado/ yo los dejé de ver en México han triunfado./ Un trío hace años de fama que nadie podrá igualar/ el mundo entero lo aclama/ por su forma de cantar.” 

A lo largo del libro habla de andanzas, de niños, de jóvenes, de sus recuerdos y los personajes de Misantla. En ese lugar vio pasar la revolución de 1910 cuando estaba tomada por los zapatistas. El general Carlos Arellana dominaba la región venciendo después Rodiz, De La Llave y Cejudo, todos carrancistas. También tiene otras referencias a los acontecimientos del incendio en Santa Águeda en 1969, y a políticos como Echeverría, Díaz Ordaz, a quienes apoyó, así como al ingeniero Jaime j. Merino, María Félix,  Jesús Kramsky, entre otros personajes que admiró.

 

La muerte, “ese momento en el que el tiempo se suspende”, presente en la obra del poeta por el dolor de la ausencia de su esposa, la muerte del General Lázaro Cárdenas, era para el vate un “momento en el que todos callan.”

 

Y yo podría callar, pero en su honor quise escribirte esto, de aquella entrevista que ya había sido publicada en el suplemento de cultura de La Opinión, el 17 de diciembre de 2001. El poeta y el hombre, al que conocí en la novena década de su vida, tenía por centro de su universo el no perder ni perderse, sin dejar huella.

 

Leyendo sus obras y recogiendo otros testimonios, no es difícil adivinar el papel que jugó el Juglar de Misantla en la política, se llamaba a sí mismo a “metiche, quien en los actos siempre estaba presente, y al instante era requerido por líderes sindicales y políticos de la época” por su gran capacidad de improvisación, y oratoria. El poeta era llamado a recitar en festejo, o para redundar un acontecimiento. De esto, me dijo que efectivamente improvisaba, pero que “lo interesante es que no se olvida.”

 Al conversar recitaba, declamaba. Se adentró y creaba versos que al hablar redactaba -aunque suene esto mal- sin mesura. Pues de principio a fin, se consideró y deseaba ser recordado, como un ser especial  y parte de esos hombres que forjaron a puño cerrado la base de la economía de nuestro país, que padecieron la explotación y las corruptelas, y que invitó a seguir buscando superar esa injusticia. Peromás coraje le daban los dejados. A muchos se los echó de enemigos cuando dijo en plena asamblea petrolera hace 50 años: 

“¿Porqué tú, miserable y paria del destino te humillas ante el fuerte que siempre te ha explotado? Si tú vas caminando honrado en tu camino, jamás dejes que el grande te tenga postergado.No ves que las conquistas del pobre que trabaja las quieren para ellos, a ti no te dan nada. Nada más que siempre unidos tenemos la ventaja: Ganar siempre en la lucha, al fin de la jornada.¿Porqué siendo gigante te sientes tan enano? ¿Porqué si ya has ganado te sientes oprimido? Procura luchar siempre unido con tu hermano: Verás que con los tuyos habrás siempre vencido.No ves las angustias que padeces por el  mísero salario que siempre te han pagado, con toda tu energía procura ir desunciendo el yugo, que inhumanos, jamás te han liberado…” 

El poeta era muy guapo. Dicen quienes lo conocieron de joven. Alegre, pero también vivió muchos desengaños y soledad. En sus versos sobre sí mismo, dice: “Recorro mi vista al pasado, y miro torpe al parecer yo niño. Les entregué inocente mi cariño, y veo que ahora, todo han olvidado.”

 

 

02/04/2008 04:17. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Porqué leer a Marcos Aurelio Arcaya Pizarro.

Livia Díaz.

A mi me parece que hay mucho de libertad o muerte en tu obra.
Me parece y apareces,
me redactas mis recuerdos.

Una creadora, a un académico, le quiere mostrar el sol.
Pasan los años, no puede abandonarlo.
Intentó asomarse a la Lingua, 
se volteó la moneda. Pasan los años, 
de dos en dos, "un día regresará", 
cae de canto.

Concursa en la palabramadre, 
aparece la palabrahija.

A Marcos hay que leerlo con cuidado. 
Desde el primer congreso a la asamblea
creó una iglesia . La grey 
no se colude ni lo toma de prócer,
pero los acuna, les da cátedra.

Miro sus ojos azules 
aún claros,
sin el tinte de los años ganados
y las penas nublinosas.

Hay que leerlo con cuidado, a él
dicen 'que se las trae' entre relato y novela
y salta en cuento.
Generación del ochenta:
pierdo el filin.

Arcaya categórico
se corta el pelo. Ora parece muñeco
pero es hombre.

Lee pallá y pacá,
parriba y pabajo
padentro.

No es pizarra es Pizarro,
se centró en la luna para apollardarnos
excavó nuestros cuerpos 
y se materializó.

Le rascan las médulas de los huesos 
sus palabras nuevas. Se reproduce de nuevo
Elige Quiltra y nace.

"Buscarás su voz", dice el refrán
"envidiarás sus manos", dice el oráculo.
"A lo largo de tu vesícula
intentarán curarte la literatosis", presiente el Chamán.

"Serás perdonado, 
comeremos versos
andrajosos y tiernos
hoja por hoja 
como berenjenas", dice ella:

"Cruzarás el mar
llevarás libros sudados bajo el brazo
y las manos llenas de tinta", dice ella:

"Estarás enfermo,
incurable",
"y satisfecho", dice la vida.

Etiquetas: MarcosAurelioArcayaPizarro

19/03/2008 18:16. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Encuentro de ratones

La obra de Glommy, Grace Hernández y Los Libros sin tapas

por: Livia Díaz

 

Desde Uruguay se organiza un singular encuentro de poetas nuevos, viejos, famosos, desconicidos y amantes de la poesía que cuenten con un ratón (mouse) y una computadora. Así lo informó Grace Marty, Poeta Uruguaya y culpable de esta invasión de ratones de la que seremos víctimas este 16 y 17 de marzo. (Es el año 2002)

 

¿Porqué hacer un encuentro en internet?

R. Porque hace que las personas busquen contacto diario en un medio tan frío. Esto de los Chat en un PC; los y lo que es más hace que cientos de Poetas se reunan diariamente a editar sus poemas y plasmarlas en el etre donde generalmente se pierden. Se llama entre “ratones” porque toca computadora cuenta con un “mouse” o ratón.

¿Con qué objeto?

R: Dejaré a los especialistas que lo respondan. El encuentro de amigos significa un proyecto que venía de hace mucho tiempo atrás, era un sueño, un sueño que entre todos logramos hacer: Poetas mexicanos, argentinos, uruguayos, chilenos, dominicanos, puertorriqueños, venezolanos, españoles y de todos los confines de la tierra.

¿Cómo surgió?

R.Eso era solamente, encontrarnos son diferencias diciendo nuestras obras, disfrutando de las de nuestros colegas y compartiendo un rato ameno”

Tambien era el reto de atraer a Poetas del lápiz y papel a un medio que muchas veces les resulta extraño y lejano y lo logramos y por último lograr que la técnica sofisticada en estos días tan difíciles para el hombre tuviera ademas de otros usos, un significado intelectual, afectivo, humano, de la paz para quienes amamos la poesía.

 

De este modo Grace Marty a quien tuve el honor de conocer en Argentina el pasado mes de octubre difunde actualmente lo que llama en gran encuentro de escritores. Como muchos de nosotros inédita y luchando por abrirse espacios desde la literatura formal a la informal y viceversa, lleva a cabo actividades que permitan la comunicación en tiempo real entre países.

 

En breve presentará a los medios de comunicación la declaración oficial de este encuentro “Como de interés nacional” esto es que para Uruguay es un honor y orgullo apoyar y respaldar el fomento de esta clase de reuniones transmitiendo del rinón más lejano a la simple representación en pantalla de los poemas de cada participante.

El documento en que se hace extensiva la información sobre este proyecto dice que “La globalización de la que tanto oímos y de la que tanto nos dicen, ha dejado, desde hace mucho, de ser una amenaza o quizás también una aspiración para nuestros pueblos y nuestros países, para convertirse en una realidad latente, que vivimos e incluso sufrimos todos los días”.

 

Será porqueglobalizarse ha sido un afán económico ¿pero como afecta a las personas como tales? “tenemos sentimientos mucho más importantes y trascendentales que deberían unirnos –advierte- borrando fronteras, superando exclusiones y desterrando malentendidos.

Es en este afán que corresponde a los medios de comunicación electrónicos cumplir un papel importantísimo, pues son ellos, concretamente la Internet y los salones de Chat, los que permiten a diario, a millones de personas en cualquier lugar del planeta, sin diferencias de clase, origen étnico o económico, conversar directamente, sin barreras ni prejuicios, pues se trata de las mismas personas que, seguramente, si se cruzaran en alguna calle, ni siquiera se dirigirían la palabra”.

 

Pero existe hace mucho, otro medio de comunicación que también, sin ningún tipo de diferencia, une a las personas: “La Poesía. A través de la cual los hombres y mujeres en todas partes del mundo, expresamos desde tiempos inmemoriales, ya sea escribiéndola o leyéndola, nuestras esperanzas y desventuras, nuestros logros y frustraciones, nuestros sueños y realidades”. Dice que la poesía lo abarca todo porque con ella se escribe al amor en todas sus formas, que involucra al de la pareja, al de los hijos o los padres, a la naturaleza y al universo en su conjunto y entonces, “teniendo hoy dos formas de comunicación -aparentemente tan disímiles- la una tan de última generación y la otra tan ancestral, es que encontramos un punto de fusión, el cordón umbilical que puede hacer de ambos, uno solo”.

 

Los participantes serán convocados mediante afiches en escuelas, universidades, asociaciones culturales, cabinas de internet y a través de avisos en los medios de comunicación escritos y audiovisuales y en los chat y foros poéticos. En el exterior sería hecho también a través de las oficinas de asuntos culturales de las embajadas del Uruguay.

Al I Encuentro Internacional de Poesía Virtual "Recitando entre Ratones" serán especialmente invitados a participar reconocidos poetas , que compartirán un momento del día debidamente señalado, con quienes se encuentren conectados a esa hora. Quien desee mayores informes puede consultar la web:

http://communities.msn.com.mx/ENCUENTROINTERNACIONALVIRTUALDEPOESIA

Etiquetas: graceuruguaylibrossintapas

31/01/2008 19:32. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

El “ojo ambidextro” en la poesía de Rannel Báez

De Poetas Dominicanos.

 

Santo Domingo a 13 de octubre de 2003.

 

por: Livia Díaz

 

Posiblemente este “Escricol” con nombre de pobre pero apellido de rico, se asuma cotidianamente mencionado por congéneres indistintamente diferente. Dice que nació “sin darse cuenta en alguna parte lugar de locos un día de la justicia en este mundo de leyes divinas humanas injustas e ilegales Si se hubiera enterado tal vez se habría vuelto vientre adentro”.

 

Le prometí escribir algo sobre mi apreciación de sus poemas. Personalmente observé que su personatiene tanto que decir que a veces, mejor no dice nada. Pero los colores que acudían a su rostro lo dejaron en evidencia. Per Verso escribe: Gracias a Dios. Y es que Rannel nos entrega su duda ante el poema y hasta leerlo ignoraba haber estado escribiendo “poemas” mientras él hace poesía (o viceversa).

 

Arbitraria su palabra de vocación unívoca se organiza de modo-tiempo en el espacio y gana ante el ritmo y la imprecaución del lector. Anoto que el modo de lectura en el poema de Rannel cambia todo el sentido de su discurso, así pues la crítica organizada en secuencia de frases sin fin, fallece con el modo establecido de lectura poética versificada, lo cual no hace menos taladrante y peligrosa su palabra.

 

1-. El poema dice:

 

[1]El sudor de la poesía Es magma serpenteante Mar en murmullo de gaviotas marea creciente Hasta el barlovento del sol.

 

2.- El poeta dice:

 

El sudor de la poesía

es magma serpenteante

mar en murmullo de

gaviotas marea

 

creciente

 

hasta el barlovento del sol.

 

3.- El poema dice:

 

El sudor de la poesía, es magma serpenteante, mar en murmullo de gaviotas marea. Creciente hasta el barlovento del sol.

 

4.- La palabra dice:

 

El sudor,

de la poesía es magma

serpenteante mar

en murmullo de gaviotas,

marea creciente

 

hasta el barlovento

del sol.

Hasta el barlovento

del sol.

Hasta el barlovento

del sol.

 

Esta aparente flexibilidad de contexto es una trampa contínua, una trampa donde al caer el lector debe tomar decisiones, pues no es un trabajo fácil, aunque las interpretaciones estén a la vista en la primera lectura desprendida y desperdiciada.

 

Metapoeta necesariamente por sus dos vueltas y lecturas múltiples que giran en la certeza aparentemente viceral, va cubriendo y oculta el paso al subterráneo medular que provocó su texto: NINGUNO.

 

Rannel dice:

 

Ahora voy a tu cìrculo vicioso Dormir Cagar Fuñir en la misma paila de monotonías Vivir y morir con la misma seña de maniquí boquiabierto y frío en su perfil de cera tras el vidrio de su escaparate frío.

 

El mensaje del poema dice:

 

“Ahora me padezco a ti”.

 

Su autoreflexión es:

 

“Otra vez soy”

 

El contexto es:

 

“Hipérbola de tiempo que se repite”

 

Rannel se ha divertido. En forma intencional (que no es intencionada) descubre al lector crítico y metiche porque después, tal como el alacrán que atrapa a su víctima y la seduce poco a poco hasta que le clava el aguijón, causa pena, alegría, cansa, seduce, encajona, encuentra y cuando encuentra, penetra en forma dedicada y certera.

 

Esta Realia ha hecho creer todo el tiempo al apreciador de poesía que en la estética en el trabajo radica en el uso del lenguaje discursivo y estaba contenido el poema. Sin embargo no encontramos nada más lejos de la realidad, aunque fue tan sabrosa que la consumimos a manos llenas y sin precauciones.

 

Èl dice:

 

“Voy al reciclaje y la piel corrugada del desperdicio industrial en contraste con la pobreza de los abrumados sin perdón se parece al viejo comprador de corajes y vendedor de ensalmos que dobló la esquina soleada con una chatarra con testículo y sombrero Es el mundo mohoso haciendo dietas de alambre y tizne en dos patas ortopédicas en un círculo de hoyos remachados y vapores embutidos”

 

El texto dice:

 

Voy al reciclaje. Y la piel corrugada del desperdicio industrial, en contraste con la pobreza de los abrumados sin perdón. Se parece al viejo comprador de corajes y vendedor de ensalmos.

 

Al viejo comprador de corajes y vendedor de ensalmos que dobló la esquina soleada con una chatarra con testículo y sombrero.

 

Viejo comprador de corajes y vendedor de ensalmos que dobló la esquina soleada con una chatarra con testículo y sombrero es el mundo mohoso haciendo dietas de alambre y tizne en dos patas.

 

Dos patas ortopédicas en círculo de hoyos remachados y vapores embutidos.

 

Ó quizà dice:

 

 

“Voy al reciclaje

y la piel corrugada del desperdicio industrial

en contraste con la pobreza

 

de los abrumados sin perdón

se parece al viejo comprador de corajes

y vendedor de ensalmos

que dobló la esquina

 

soleada con una chatarra con testículo

y sombrero Es el mundo

mohoso haciendo dietas de alambre y tizne

 

en dos patas ortopédicas

en un círculo

de hoyos remachados

y vapores embutidos”

 

Esa es la Realia y este su mejor ejemplo. La exposición poética hiperexpresada. Neurótica pero anestésica. En aparente crítica y contraposición a lo establecido que simpatiza profundamente con los miembros de su generación y distingue como si fuera discípulo de Maiakovski. Alguno dirá que no ha querido desmitificar o derrumbar ciudadelas, pues su trabajo indiscutiblemente contribuye con su autoreflexión a la vida de sus habitantes, que solo fue un accidente. Es pues Rannel Báez un poeta de poetas en ejercicio siniestro.

 

 


[1] Versos tomados del libro “Orbe Per Verso” Premio Internacional de Poesía Casa de Teatro 2002.

Etiquetas: escricolrannelbaezdominicanaescritor

31/01/2008 19:29. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Mujeres de Juárez

 

Por: Livia Díaz 

No son ninguna novedad mundial. Tampoco noticia que al local guste leer. “No andaban precisamente en misa”, dijo el gobernador del estadod e Chihuahua; tampoco son “mujeres notorias. Son sirvientas, empleadas de panadería, de la tortillería de la esquina. Las que se fueron de su casa, las que van a buscar fortuna, las abandonadas”, dice la poeta local Margarita Muñoz. También de ellas dice otra poeta de Guadalajara en letras rojas, pues en otro color no puede dibujarse…

Gimen, Aullan.

Ahorcadas con las cintas de sus tenis

semienterradas en la arena del desierto

fueron carroña de manos impuras

de cerberos implacables.

Llantos de más de trescientas mujeres

en gritos que quisiera consolar

las muertas de garganta cercenada

las despojadas del futuro,

del amor

que les fue convertido arena

por las fauces de un destino ciego.

Esas mujeres,

desposeídas

en vida, en muerte,

arrebatadas de la calle, del gozo

ultrajadas aún moribundas,

aullan por una tumba, por descanso,

gimen clemencia -las oigo-

dentro de mi, desde la entraña,

en la mirada de esperanza de mi hija

que arrulla hijos no pensados,

ahi vivo el martirio de ellas

Las Muertas de Ciudad Juárez.

 

María de Lourdes Ramírez Dueñas, es científica. Su ciencia mezclada en las palabras abre caminos a las posibilidades del entendimiento. Emblemático como la imagen, el silencio las acompaña. Ya no están. A lo largo de los años los hallazgos de sus restos dibujan otra imagen en el sorpresivo colectivo, en la memoria generacional, en el mundo…

 

Niñas -botones de rosa- pisoteadas

arrojadas en basureros.

El dolor se hace rabia

la herida no sangra,

vomita vergüenza, oprobio

por los senos cercenados

y la pureza violentada.

La cólera negra de los demonios

que en bacanal de sangre

seca la fuente de la vida

en la herejía del parido por mujer

 

“Hay muchas líneas de investigación” dice Margarita. “Las de los asesinatos en serie, las hipótesis apuntan a señalar las características similares entre unos y otros crímenes, pero una misma constante, el crímen irresuelto”.

“Eran mujeres, eran niñas”, madres, hermanas, hijas…” Del género que ha parido necesariamente a los asesinos. Eran ellas y ahora son números en expedientes incómodos para la sociedad, trabajo de autoridades que no dejan clara su intención de solucionar la problemática, y mientras tanto, hasta la noche tiene miedo de que el desierto se pueble de otras plantas que algun día fueron flores.

 

Sola

No temía,

sin compañero, sin familia

en una ciudad ajena

en el espejismo del futuro promisorio

la flor de esperanza cultivaba.

No supo como cayó al abismo,

la uña filosa de la crueldad

rompió su pecho de nacar

mancilló su pubis de terciopelo

ahogó el cristal de la voz,

cegó al sol para que ya no la mirara.

Ahora es prenda para buitres

en la tierra de nadie.

Otra mujer.

 

“Sus madres las buscan incansablemente. Las buscan de día, de noche. Las buscan en los expedientes, en la morgue. Pasan los días y ellas siguen buscando. No se sabe a ciencia cierta cuántas son de todo el número, las que han sido encontradas, las que siguen sin aparecer, las que siguen desaparecidas –Dice Margarita– Las madres buscan y buscan incansablemente”. Así como quizá –dice María de Lourdes– ellas mismas buscan sus restos no pudiendo descansar en paz…

 

Ella no sabe donde quedó su simiente,

ella aun espera la luz que le diga "esta viva".

Minotauros asolan sus silencios

carroñeros destazan toda espera.

El aullido de las gorgonas fronterizas

azotan su conciencia, muerden su vientre

ése en el que por diez lunas ella la llevara.

Reza todos las noches, en agonía.

 

Han pasado más de diez años de los crímenes. Han pasado más de diez años de ausencia. “Las mujeres han conseguido apoyos para seguir buscando. Buscan y buscan, abandonando sus casas, a sus familias, teniendo que afrontar muchos gastos, y para todos los gastos necesitando dinero –dice Margarita– pero los recursos no bajan, ellas sufren todas sufren. Siguen esperando ya no la respuesta sino que aterrice la ayuda y así se lo pasan, se han vuelto la imagen y la fotografía de Juárez en sus marchas, sus manifestaciones, sus plantones…” Se las ve en la plaza, y la gente se da la vuelta. Ya las consideran incómodas, ya las consideran abogadas de las causas imposibles. Ya las desacreditan, ya las desoyen…

Vacio

Sin paredes contenidas

en el vacio, sin nombres

solo mujeres

en el albor del día arrebatadas.

Un siniestro cuadro se repite

en vueltas infinitas.

Nadie detiene la navaja

de un Hades clandestino

que carcome un tiempo ajeno

en un crimen innombrable.

Luto.

 

En tanto María sigue escribiendo indignada. Ya no se fueron muertas, las mujeres vinieron vivas en sus letras a desafiar nuestros sentimientos, a conmovernos la pasividad a buscar en nuestra paz cotidiana la que les arrebataron. Lo quieren todo, quieren tener un rostro y volver a Juárez con sus muñecas, y sus sonrisas; a caminar descalzas por la calle, a medio vestir quizá, a medio comer también, porque la mayoría eran pobres, pero lo son más. Y nos quedamos más pobres que ellas al cerrar los ojos para no ver como fueron torturadas y violentadas ¿era necesario ensañarse con ellas? ¿Vestirlas de furia y de dolor, arrojarlas en la avenida de la ignominia? ¿Es necesario que siga ocurriendo para que se haga algo al respecto? Parecen medir sus ojos, nuestros ojos.

 

Llueven luces votivas

lágrimas premeditadas

de pobladores de una tierra de nadie.

cántaros con ceniza del hogar

se tibian a la luz de la luna.

Cada uno es una "ella"

cercenada por las sombras

nombres desconocidos

cubren la plaza, es el luto

por las muertas.

 

El luto interminable, camina por la noche de muertos, que ya son todas, con una vela en la mano, con más de 300 velas en la plaza. La plaza de la compostura, de día una cara, de noche otra. La plaza de la familia y de las citas, la de la ciudad que se prefiere dormir ante la realidad. “Eran mujeres digamos… socialmente invisibles” –insiste Margarita– Sus actividades y su presencia o su ausencia, no son una notoriedad tan importante para esta sociedad.

 

No supo como cayó al abismo,

la uña filosa de la crueldad

rompió su pecho de nacar

mancilló su pubis de terciopelo

ahogó el cristal de la voz,

cegó al sol para que ya no la mirara.

 

Repite María…

 


31/01/2008 18:53. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Yo soy aquel espejo

Por: Livia Díaz

 

Abiertamente intransigente e insurgente, intolerante y talamontes de palabras que se va abriendo brecha con la misma firmeza que sostiene la pluma para que ningun verso desfallezca en su lugar, el autor de “Yo soy aquel espejo”, libro peruano que se contagia “en las ruinas de un abrazo”, el poeta Jorge Castillo Fan, nieto de un inmigrante chino, conocido en las redes de internet como SAN, nos visita en esta lectura.

 

Nació en Piura, Perú en 1967, la llamada -según un himno titulado “Rosal Viviente” - “Ciudad del eterno calor” por su exuberante sol, es quizá heredero –a decir suyo- de “esa condición térmica” con alguna ligazón al fuego estral de poetas de su tierra como Manuel Velásquez Rojas, Feliz Puescas, Armando Rojas, Lelis Rebolledo, Roger Santibáñez, entre otros. Ha publicado los libros: Insurrección del Silencio (Edición del Sindicato de PETROPERU - Talara, 1994), Eco del Fuego (ARTETEREO Ediciones, Piura, 1995), Revólver del Amor (Edición de la revista La Tortuga Ecuestre, Lima, 1996), Canción Triste de Cualquier Hombre (Ángeles del Abismo Editores, Talara, 1998, y prepara la segunda edición de Lámpara de Fiebre (Editorial Delirio, Lima, 2003).

 

La odisea de su abuelo constituyó una vitalísima obra de arte que ha influenciado su vida, pero heredó mas bien de su madre el placer por la lectura. “A mi madre le placía la lectura de poesía, ella me inició en ese sendero aunque sus lecturas se enfocaban dentro de la poesía clásica”. También, poemas suyos han sido difundidos por diferentes revistas de literatura: El Último Golpe Literario, Gafas Redondas, El Fósforo Insomne, Ángeles del Abismo, etc, y en las antologías: Homenaje al Centenario de César Vallejo, Poetas de la Región Grau, (Edición de la revista Intihuantana, Sullana, 1992); El Verdor del Algarrobo, Muestra de ocho Poetas Piuranos (Edición de la revista La Tortuga Ecuestre, Lima, 1997); Karminka, Antología de la Poesía Piurana, de Julio Aponte (Juan Gutemberg Editores, Lima 2000). Libros inéditos: Lámpara de fiebre, Alto voltaje (poesía experimental), Parasirarosueños (poesía experimental).

 

…Los ojos secretos disparos en la noche

Los ojos astros

Los ojos antros

Los ojos estos

Los ojos estros

Los ojos ostras

Los ojos hostias

Los ojos luna

Los ojos duna

Los ojos duda

Los ojos hiel

Los ojos miel

Los ojos lluvia

Los ojos Yo-vìa

Los ojos llovían

Los ojos raìz

Los ojos raìl

Los ojos Tù

Los ojos Tù en Èl

Los ojos tùnel

Los ojos cùspides azules...

 

Entrevistado por la red tras su multianunciado viaje a México para la presentación de sus libros y la reedición de la Yo soy aquel Espejo, Jorge Castillo Fan aseguró que la metaexpresión es para el metaintuitivo. Se identifica como Metapoeta y dijo que la poesía no es para todos, es excluyente, “toda generación tiene su masa ordinaria y su minoría selecta, y el que lo ve mal esto que pelee con Ortega y Gasset”. Adquiriò el gusto por la poesía en casa donde su madre degustaba con fervor libros de autores clàsicos…

 

p.¿Así descubriste que la poesía no solo era para leerse?

r. Entendi la poesía como el registro mas contundente de la experiencia humana, un registro capaz de rebasar su propia dimensión expresiva en la medida que contiene un voltaje inexpresablemente expresable a través de la simbología, la imagen.

p. Eso la convierte en un arte individual

r. En la medida que es un desborde único, íntimo y solitario como dice Luchito Hernández “Solitarios son los actos del poeta como aquellos del amor y de la muerte”. Pero en esa cosmovisión, en ese coágulo de la su escritura se refleja la historia de muchos hombres es en esa medida que la poesía deja de ser un espejo bajo tierra y alcanza dimensiones de espejo ubicuo...

p.¿Y el lector que crea?

 

Soñabas de perfil

Disuelta la luna entre tus dedos

tejías un himno para no morir.

 

r. El lector vislumbra, por extrañas conexiones, la vibración de una obra de arte, más allá de que si a través de los mecanismos mentales, pueda decodificar los contenido se trata pues de una aprehensión mas allá del intelecto...

p. En "de tanto fuego reina la ceniza" ¿a qué te refieres? ¿en qué pensabas?

r. Es la confrontación de dos circunstancias vitales en la que una es consecuencia lógica, inexorable de la otra es decir, el mismo devenir entre el amor y el olvido sin olvidar su puente de eclipse reptante.

p.¿Puente de eclipse reptante?

r. Es decir, el transito de la desolación que no nos llega sino que se va acentuando como una sombra sigilosa.

p. ¿La poesía para ti sigue siendo "hiriente" o ha variado?

r. La poesía no deja de ser hiriente porque ella es el trasunto de las mas altas sensibilidades y curiosamente están ligada al patior como dice ahora WUKMIR patior ergo sum patior ergo sum.

 

 

De la obra de Castillo Fan, el escritor y crítico mexicano Oscar Wong escribió: “El hombre, el poeta mismo, puede ser brillo ciego de las carnes en destrozos, como revela el poeta peruano, quien sabe hurgar, penetrar en la profundidad de las cosas: como un ciego mirándose a los ojos. He aquí la mirada transparente del poeta. He aquí la función de Castillo Fan a través del ritual de la escritura, manifestándose en cada verso, en cada sonido representado, refigurado, prefigurado. El poeta vuelve, convierte las palabras en algo mágico, las trastoca para volverlas útiles y hacerlas nuevas, puesto que la poesía devuelve al lenguaje a su fuente original. La Palabra revitalizada, exorcizando al silencio, privilegiando el aspecto sensorial de las cosas. Invocar al mundo a través de la palabra, del espejo de la palabra, es despojarla del mutismo”.

 

 

Las claves del sentir

sus aguas misteriosas

sus espejos de sangre viva

su ebriedad en hilos sucesivos.

 

p. A veces uno cambia su lugar por la poesia, a veces uno es el herido otras el hiriente. ¿no?

r. La poesía no deja de ser un boomerang en tanto cumple su función de reflejar a los demás y ser trasunto de uno mismo…

 

A tres miradas del sin fin

las lentas aguas

(rostro de lluvia:

detrás de los espejos

humean los íntimos destrozos)...

 

-Cuando estoy en un lugar se trata de una presencia subversiva.

-Vas a tener que explicármelo como si acabara de nacer…

-Pues que en un sistema determinado de cosas estoy ahí no como adepto sumiso sino como agente subversivo lo cual marca un abismo entre ese contexto y mi posición crítica.

 

Me camino

nieva el silencio

y en cada escombro nadie

y una luz que ya no es luz

tan sólo la ceniza de este pecho

que zurce último brillo.

 

p.¿Entonces el artista no solo cuenta estrellas o gaviotas sino que es un ente social y político?

r. Es por naturaleza un ser subversivo en la medida que dista de las convenciones lineales. Y este estado de insurrección puede darse en cualquier ámbito.

p.¿Las convenciones en este caso son las cosas en que coincide la mayoría?

r. Si, claro, el sistema de vigencias impuesto por la mayoría.

 

Pudiera ser(soñando)

la azulación de lo intocable

licor de mis ansias irredentas

Allá bajo los fondos vírgenes

(cantando bajo el agua)

lo innacido en los labios

(la flor que unge al alma)

y tus ojos esclavos de la luna

y en la doble razón del fuego y la ternura

de nuevo el sueño.

 

p.¿Y no lo conduce a la marginalidad?

r. Todo arte elevado es marginal porque está en los extramuros de la comprensión común.

p. ¿ Y el artista solo que destino tiene?

r. El artista opta por el gregarismo solo en función de ciertas coyunturas

no en busca de su destino como creador porque su destino está en él en su travesía interior en el alcance luminoso de su alma para aprensar lo indecible. Lo demás se da por sentido de gravedad...

p.¿Así se da en tu experiencia'?

r. Hablo a partir de ella. De manera que es la mayor certeza. Al menos para mí.

 

Para Wong “El orden sonoro de la imagen va más allá del sometimiento a la técnica, al oficio mismo. Las palabras son recuerdos compartidos, símbolos, señalamiento”. Para Jorge el acto de vida se refleja en todos los eventos y es obligatorio corresponderle:

 

p.¿Qué hace en un día normal Jorge? (de la mañana a la noche)

r. Siempre tengo presente que cada acto de mi vida debe ser intenso y mi vida es como la de cualquier hombre con la diferencia que siento más y mejor.

p.¿Con qué y con quién comparte esa intensidad?

r. Con la soledad que todos llevamos, única y fiel testiga porque al final, la sociedad es una suma de soledades.

 

La soledad en nudo ciego

como un abrazo a nada bajo el agua

Morado adiós del aire

y todo sombra.

 

p.¿Podría decirse que su vida interior es mas intensa que su contacto con el mundo?

r. Mi vida interior bulle paralela a la absorción de la realidad factica

p.¿Dónde poner tanta inteligencia cuando piensas por dos?. No intento ser capciosa solo conocerte.

r. Jejejej…

p.¿Nunca te han atrapado?

r. Seguro en alguna trampa he caído. Seguro estoy aun en una.

p. Si se necesitan más mundos creas más.

r. Eso es lo maravilloso del artista, crear el mundo, siempre sin pisar el anterior

igual que Dios no ha creado planetas iguales.

p. Pero el no lo hizo en serie ni secuencia con precisión cronométrica ¿Crees que es uno de tus atributos?

r. Al menos cada libro representa un mundo diferente aunque haya ciertos vislumbres

que dejan entrever un anticipo de lo que vendrá.

p.¿Cuál es tu nombre real?

r. Jorge Castillo Fan

¿. ¿Ocupaciòn?

r. La escritura, o la metaescritura.

p.¿Eres un bohemio parecido al estereotipo?

r. Estoy en contra del estereotipo del poeta

p.¿Porqué?

r. El poeta debe actuar conforme su autenticidad. Se cree a veces que hay que copiar el modus vivendi de las vacas sagradas y no es así cada quien debe actuar como el hombre autentico que debe ser sin posturas ni imposturas.

p. Me hiciste pensar en Vladimir Nabokov, ¿juegas ajedrez mientras escribes o viceversa?

r. Mientras escribo siento mi condición de mujer en parto en medio del desierto.

p. (Vas a matar a la torre con una explicación sobre la inspiración divina).

r. Yo creo en la inspiración a partir de mi obra porque con los recursos de estilo podría escribir cientos de libros de poesía pero solo sería eso, uso de recursos estilísticos y no fruto de la hipersensibilidad.

 

 

Caer caer caer

Ese vacío de líneas invisibles

mapa de vértigo / viento erizo

Tocar el fondo

Trepar la escómbrica escalera

(la carne más la herida

el aullido copulando la palabra)

Salir al callejón de otro comienzo

tras las huellas de sangre

el sueño en diáspora de polvo

y el amor agujereado por todos tus olvidos.

 

p. ¿Y esa se adquiere, consigue, o cómo viene?

r. La hipersensibilidad es algo viene con tu nacimiento y que se hace dehiscente en la medida de tu entrega.

p. ¿En qué eres diferente?, ¿en qué vas a la vanguardia?, ¿qué sabes que no hemos averiguado?

r. Creo que las posibilidades del arte, de la poesía esencialmente son infinitas y cada artista sellado por un espíritu vanguardista es el que devela esos arcanos dentro de ese marco, algo he podido contribuir sobretodo con los libros aun inéditos ALTO VOLTAJE y PARASIRAROSUEÑOS aunque YO SOY AQUEL ESPEJO es un vislumbre de esos nuevos territorios.

p. Eres celoso. No sueltas nada.

r. Puedo decir sobre el trabajo experimental a partir del paralelismo fonético que se da en ALTO VOLTAJE, por ejemplo:

 

Tú : Yo

Tuyo tu Yo

Tú -Yo

Soy tuyo

(Soy tu Yo)

..............

Etiquetas: castillofanmetapoesia

31/01/2008 18:51. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Poema 143, la “Disolución Social”

 

por: Livia Díaz

 

Perdió el oído al paso de las descargas, un tiro tras otro. Los ojos vendados, las manos atadas y el alma, como queriendose escapar del Campo Militar número uno donde lo torturaron. “El soldado disparaba detonando una y otra vez”. "Eramos varios". "Casi perdí el oído".

 

México, creo en ti;

por tus jóvenes que luchan en las calles

por tus ejidos, alma de mi pueblo,

por tus obreros, carne de mi carne

por tus canciones, llanto de mi sangre

y porque al fín, pueblo tiranizado:

sabes en todo caso, morir acribillado…

 

Octubre dos de 1968, el Maestro y Poeta Arturo Mendoza Rangel, originario de Michoacán, pozarricense de corazón desde 1976, experimentó en carne propia uno de los pasajes más crudos de su vida cuando con una bala en el cuerpo caminaba, ignorando que pronto como los rechazados en la Universidad, que eran muchos y crearon la Prepa Popular, sería echado por las autoridades de la época, acusado de violar el artículo 143, “Disolución Social”.

 

El escritor recientemente presentó su libro “Cuando canta el pensamiento” que reúne poemas plasmados a lo largo de su vida. Sobre el 68 escribió varios textos, dijo que estudiaba en la Facultad de Derecho de la UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México, e impartía clases en la Preparatoria Popular formada en el 67. Cuenta que “para contrarrestar el porrismo en la ciudad Universitaria fuimos a formar el primer comité de lucha dirigido por José Parra Simpson. Una necesidad en respuesta a los abusos de la sociedad de alumnos que controlaba el MURO, Movimiento Universitario de Renovadora Orientación. Era un grupo fascista, temible que robaba, violaba, asesinaba dentro de la UNAM; a Sipson lo asesinaron a golpes el 7 de enero dei siguiente año”.

 

Son muchos, jóvenes todos

Poli, Prepa Popular,

vestidos de muchos modos,

blandiendo el puño al azar.

 

Madre, tu hijo ha sido muerto

por alguien llamado Halcón.

 

Atrás quedan las escuelas

se oye el Himno Nacional

surgen rumores, según ellos

vienen a mi pueblo a matar.

 

Los poemas del libro son sin duda parte de la historia. Conforman una edición pulida al paso del tiempo por una persona dedicada y de sentimientos y emociones profundos capturados al paso de una vida de lucha social y trabajo para fortalecerse en medio de la adversidad. “A lo largo de su vida ha padecido la represión, el encarcelamiento y el destierro, laberintos donde se ha enhoblecido y más comprometido con su verdad, fiel a sus sentimientos”, dice del autor Leonardo Zaleta.

 

Sobre el movimiento estudiantil dijo Rangel que “definitivamente hay cosas que no han sido dichas y otras, que son mentiras”. “Se ha dicho tanto y sabe tanto de aquella época que ahora más que nunca se debe ser claro en ese aspecto”. Ni héroes ni ángeles, “hay líderes de aquellas épocas protegidos por el gobierno a los que usa en forma protagónica según le conviene”.

 

“La entrada de los granaderos a la escuela Vocacional número 3, fue la gota que derramó el vaso, el 17 de junio y la falta de una relación clara del gobierno con el pueblo. Todo comenzó con una riña entre alumnos de la Vocacional con los del colegio particular Isaac Ochotarena que se volvió conflicto de clase y el enfrentamiento ideológico no se hizo esperar. Se acordó protestar el 26 de julio y coincide con la marcha del Frente Sindical Independiente en la fecha de celebración de la Revolución Cubana. Cuenta que en las marchas había cosas chuscas, gritaban "Únete pueblo"... pero si pasaba una muchacha guapa gritaban "únete cuero".

 

¡Oye paisana preciosa!

Déjame entrar a tu casa

yo te regalo una rosa

tu a mí café de una taza.

 

Llegando al hemiciclo Juárez en la alameda ambas manifestaciones se únen y toman la decisión de llegar al Zócalo, en el camino los agreden con un bombazo a la Preparatoria Nacional No.2 y caen los primeros muertos por mortero”.

 

El estruendo nos llega sin conocer de dónde,

sólo se identifican los gritos de dolor

en las voces de histeria, en la tierra que se abre,

en el llanto de un niño que no encuentra a su madre.

 

“El hecho desemboca en un movimiento mayor. Javier Barrios Sierra rector de la Universidad, hiza la bandera a media hasta y comienzan las marchas y la desaparición de personas. La FENET, Frente Nacional de Estudiantes Técnicos, el 27 de agosto toma el Casco de Santo Tomás que fue reprimida brutalmente. El día 29 se llevó a cabo una manifestación de protesta conocida como “La Marcha del silencio”, saliendo del museo de Antropología e Historia hacia el Zócalo a las siete de la tarde. Todos llevaban tela adhesiva en la boca y antorchas, encabezaba el Consejo Nacional de Huelga.

 

"Ahí si creo que cometimos un error al aceptar estar ahí en asamblea permanente, aunque no pasó nada ese día, al siguiente se llevó a cabo un mitín de desagravio de los empleados públicos y con ese pretexto el desalojo del Zócalo con tanques”. Lejos de amedrentarnos, días después el 15 de septiembre en Ciudad Universitaria que reunió a unas 150 mil personas, era el día de la Independencia hubo poetas, músicos y otros artistas. Yo era maestro de la prepa, cuando entró el ejército a la UNAMy el Instituto Politécnico Nacional. Había orden de aprensión contra 132 personas, la fuerza del Consejo Universitario aumentó a "salto de mata" "buscando donde esconderse"; “pero a algunos los agarraron antes como a Heberto Castillo, Tomás Hernández Cabeza de Vaca”. La narración sigue. La tristeza de aquellos sucesos es evidente.

 

Una lista, unos nombres, una escuela

un crespón negro en lacerada puerta

estudiantes erguidos en la lucha

y una patria infeliz, que ya está muerta.

 

"A mi me agarraron después. La noche de Tlatelolco, recibi un balazo en el vientre. No sé como llegué a casa de mi papá que vivía en la Unidad Cuitlahuac, me fui arrastrando entre los caídos siguiendo la dirección del chorro de agua de una pipa, llegué a un camión y un bombero me hizo seña de que me calle, me descubrió escondido entre los fierros. Cuando el camión salió del cerco, me dijo que caminara hasta mi casa. Me atendió mi familia pero estuve ahí poco, porque a las tres de la mañana llegaron los soldados por mí. Me metieron al Campo Militar, hasta atrás, en una zona donde había soldados presos. Uno que no vi me dio una taza de café, con la que me lavé la herida. Pasaron meses hasta que se me traslado por el médico Salvador López Antuñano al Hospital Juárez”.

 

Cuando, le dije adiós sin que me viera,

cuando dejé por siempre de visitar su hogar,

dejé un trozo de mi alma, triste y aventurera,

entre aquellas paredes que me vieron pasar.

 

Tenía daño en un disco de la columna que detuvo la bala, pude caminar hasta el 16 de abril. El 8 de mayo me detuvieron de nuevo y me llevaron a Lecumberri, "según ibamos a ser liberados pero me desterraron, fui a dar a Chile. Luego me fuí a Perú y a Cuba donde estuve varios años.

 

Cómo me duelo en este triste tiempo,

cómo me siento a veces derrotado

cómo quisiera ser como otros tiempos,

luchador, poeta, enamorado.

 

Con cuánto de mi vida yo sirviera

como escalón para mirar mi patria.

Que libre y ardorosa floreciera

de los labios de aquel que sufre y canta.

Etiquetas: mendozarangeldisolucionsocialpoema

31/01/2008 18:50. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Un indio que no es indio es un indio menos

por: Livia Díaz 

" “Es como un invento de "los señores" nosotros (los totonaco) no tenemos primavera" Nosotros no. Yo no hago nada”. Jun, habitante de Chumatlan, el Poeta, iba diciendo que "no tenemos primavera mañana como que es un día como otros. Yo me voy a descansar, a mi casa" un tanto triste. El hombre que mide alrededor de un metro 60 y tiene la piel canela dijo que no le gusta su nombre “Tiburcio” porque es de “los otros”, refiriéndose a los que no somos indios. La cita fue en su casa de la Cumbre Tajín, no le gustaba, dijo  "Aquí me dijeron: haces una casa, pero esa casa esta casa pues tiene que estar sin pared de este lado para que se vea desde el centro del parque. ¿Lo ves? Eso yo no estoy de acuerdo, no es correcto para el indio tener y hacer una casa pues... mocha". El poeta ha sido laureado, promovido y reconocido. A cualquiera quizá le gustaría estar como él, viajando, presentándose, de aquí para allá


P-¿Estás triste? 
R-“Estoy aburrido aquí, sufro, la gente maltrata, “mal ve”. La gente nunca va a aprender a convivir con un indígena, quiere que te transformes. Tu ropa, tus costumbres tu pensar. Ellos te ven como una forma tonta no civilizada y por eso los indios se están acabando para perderse”. 

P-¿Cómo pueden perderse? 
R-“En el trabajo de fábricas, en las ciudades, en las religiones grandes. Tambien al terminar la Universidad. Un indio que deja de ser indio, deja de serlo cuando se queda y se apropia de lo que no es suyo y deja de ser indio. Pero si el indio se pone muy orgulloso, muy orgulloso de lo que es no deja de ser indio. Nadien apoya ¿qué se espera entonces del que no es indígena?” 

P-¿Qué piensas de los que se han levantado para defenderse? 
R- “En la televisión dicen que son malos que van por ahí haciendo cosas para revelarse contra el gobierno, que eso es malo. Por eso los pueblos no quieren que vengan gentes de Chiapas. Pero yo sé la verdad. Yo creo que ellos hacen cosas por los indios. El Padre Eduviges era de esos. Trabajaba por eso a favor de los indígenas en Filomeno Mata, yo sé que luchaba por la justicia. Pero lo echaron. 

P-¿Cuáles son sus problemas? 
R-No hay oportunidades de estudiar, la vivienda no es digna para un ser humano. Ahí hay sobrepoblación, pocos servicios médicos, por ejemplo: defecan al aire libre y aunque haya letrina no hay como tratar las aguas negras. En Poza Rica que si es ciudad es peor las tratan y luego las echan al mar Dignidad sería limpiar, no contaminar.” 

P-¿Tú como ves la situación? 
R. “La ley debe vivirse no escribirse. Hay que practicar. Eso sería justicia”. “Los pueblos indígenas deben atenderse como debe ser lograr su objetivo. Si va a tener efectos para los propios indígenas no hay, no existe, está pensado en que los pueblos sigan ciegamente”. “Allá te dan como mil pesos en PROGRESA y no puedes sembrar y mejorar el sistema de siembra. No hay sistema de riego, se acarrea el agua desde dos kilómetros a lomo de bestia, entonces porqué no instalar agua en vez de estar esperando las lluvias. En esta modernidad ¿porqué esperar riego de temporal”. 

P-¿Cuál es la solución Jun? 
R- Devolver lo mucho que nos han quitado. En forma de educación ¿cómo hacer para que no acepte la gente la cocacola, los enlatados, las cervezas? Puede un día el hombre cambiar. Si hasta en mi casa a veces me dicen “cómprate un buen pantalón, unos zapatos buenos, ya deja ese calzón de manta, quitateso”. 

P-¿Se han ido muchos? 
R- “¡Uy si bastantes! Ha aumentado más, si hasta en mi casa me dicen quitate ese calzón de manta ya compra un buen pantalón, tus zapatos y no me lo quito porque es símbolo de fuerza, de imagen. Yo me siento muy especial, no me siento como tantos que se pierden”. 

La poesía es un juego de palabras que lleva un mensaje. 

P- ¿Cómo empezaste a escribir? 
R- “Quien sabe como empecé a escribir las frases que la gente decía. Pequeñas frases, no me gusta escribir como un relato enorme”. 

P- ¿Cómo es la poesía para ti Jun? 
R- “La poesía es el juego de palabras que lleva un mensaje. Un mensaje con sentimiento de tristeza. Dices tus palabras por si peleaste, hay guerra en la comunidad, guerra en la familia, tristezas, alegrías, haces un juego de palabras para que no haya problemas sin solución”. 

“Los cedros de los ranchos de Papantla, de Poza Rica, los están talando, eso antes no se hacía. Escribes una poesía como dirigir un mensaje contra la destrucción de la naturaleza. Por lo menos puedes protestar mediante la poesía denunciando la tala de árboles. Luego lo dices en los espacios donde te invitan, en las escuelas, las conferencias, el radio, la televisión”. 

P-¿Ha servido tu poesía para eso? 
R- “No ha servido como mucho con mucha fuerza pero es la forma de decir. Como una denuncia”. 

P-¿Qué planes tienes? 
R-“Quiero estar a vivir a mi casa. Por lo menos un año ya no quiero parecer en las ciudades, quiero vivir ahí, dormir cuando yo quiera. Aunque ya no va a haber dinero pues habrá comida, esa siempre hay. De lo que me paguen aquí lo guardo y me va a durar mucho. Un tiempit. Quiero hacer escultura, pintar, y cuando tenga piezas que ofrecer. 

P-¿Tienes mujer, familia? 
R-No. Pero pronto yo creo que voy a tener, quiero tener un hijo. 

 Al interior de la casa donde estaba su familia, su primo Angel y su hermana que estaba cocinando barro con otras personas en la zona de talleres totonacas el poeta, pintor y escultor de 37 años de edad, visiblemente cansado, dijo que cuando empezó a crear cosas pues fue "porque lo vieron muy listo los maestros y muy rápido" que no tuvo preparación que "uno va moldeando las cosas y las palabras, y las formas para los árboles y la tierra y que “quiensabe como empezó”. 


Etiquetas: juntotonacopoetacastellano

31/01/2008 18:47. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

El hijo de Atopec

<object width="225" height="155"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/uR5CgMvdO9E&hl=en"></param><param name="wmode" value="transparent"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/uR5CgMvdO9E&hl=en" type="application/x-shockwave-flash" wmode="transparent" width="225" height="155"></embed></object>

por: Livia Díaz

Abunda como el chocolate y las cosas de madera, abunda como las palomas sinvergüenzas que se posan encima de uno a ver que comen, que se roban. Abunda como los tules y los magueyes, como la cecina y el mezcal; y es uno solo, guitarra al hombro, piedras al cuello, y colmillos bien afilados. Se hace llamar Rey Oh Bayve, el de los poemas, los dichos, los proverbios y las canciones. Es capaz de venderle los dibujos de su nieta por 30 pesos y señalar airadamente que son obras de arte necesarias e interesantes con las que ganar millones de euros. “Me han entrevistado de Alemania y Francia y Estados Unidos. Unos alemanes con estos dibujos hicieron un video”, “yo soy onternacional”. Lo cierto que el músico y poeta se ha convertido en un legendario personaje. No falta información turística del estado de Oaxaca donde no se mencione que ahí en la plaza uno se puede encontrar al Rey y sus poemas.

 

“Oaxaca mi nacer

es creer

y de conocer

que al morir

es nacer”.

 

“Proverbio de Rey Oh Bayve, Compositor. Reynaldo Bernardino Jiménez Velázquez de Atopec, Ixtlan, Oaxaca”, dicen las copias fotostáticas de sus poemarios que vende a los incautos. Los escritos van acompañados de dibujos que luego colorea, dice que son recopilaciones, pero se le olvidó que había puesto una fecha reciente. Cada texto va indicando de qué se trata, la siguiente dice “prosa”:

 

“Amor amor

te amo con loor

estas flores en color

son dulces en olor

son regalos de amor”.

 

El Rey andaba cantando en el mercado donde comíamos mole negro cuando quise escucharlo una vez más y lo llamé, me cayó encima para venderme sus discos compactos a 120 pesos, mi compañero se dio cuenta que eran quemados y se moría de la risa, en tanto al yo responderle a Bayve, un mundo de vende-cosas hacían fila detrás de mí, me ofrecieron collares de piedras, chocolate, alhajeros, mondadientes, botaneros, mole, y ya no pudieron más porque la dueña del negocio muy enojada los corrió a todos y les dijo que me dejaran comer. “Verso”:

 

“Oaxaca en tus valles

no son vaches

son hermosura

de admirar do blancura

y tus sonas de arqueología

son rediles de guías”.

 

Finalmente le compramos dos discos pero a menos de la mitad de lo que pedía, pero nada me quitó la idea de la cabeza por obtener su poemario. Apenas observar al hombre nos dimos cuenta que su ardid para envolver a las personas en sus negocios se ha convertido en su ciencia para sobrevivir, pero a la vez le hace feliz andar diciendo sus versos y cantándolos por todas partes. Al preguntarle de donde era nos dio su dirección y nos dijo que podíamos ir a su casa (seguramente para vendernos hasta los árboles). El Rey no se anda con cuentos. “Adagio”:

 

“Oh mujer bella

tu principio fue plebeya

te amé y te amo

en mi corazón

te convertiste

la mujer más bella”.

 

De unos 40 años, moreno, uno 60 de estatura, moreno, y abundante bigote, al Bayve lo identifica su porte, al estilo de la costa chica, sombrero texano, botas, camisa de manga ancha y larga, abierta y de pelo en pecho, y pantalón negro. El atuendo oscuro y sus canciones mixtecas nos fueron llevando por otros ambientes. El parque lucía sucio pues había huelga de trabajadores de limpia, y entre los globos y los juguetes se mezclaban los alteros de basura. Permanece llena de personas pasando el tiempo o turisteando que somos acosadas por un ejército de vendedores ambulantes que seguramente traen su mercancía de los mismos talleres, pues lucen en serie. Se puede conseguir desde un arete de pedrería, hasta el tapete de la casa con un diseño de Picasso. “Fragmento”:

 

“El amor

es dulce en el principio

se ama se ama

con palabras amorosas

y al final es iel

y el espíritu se uye

de la felicidad

y no vuelve a conocer

el amor en miel”.

 

Los poemas que usa en sus canciones están estrechamente ligados a la música que le permite repetir y amoldar la voz al texto:

 

“En el camino que voy

es de bajadita

muy resbaladita mi amor

no qui, no qui, no,

no te me desposes mujer

para no caer…

eah¡

ay quesagüita de aquí

ay quesagüita de aquí

ay quesagüita de aquí

es para no regresar

tiempo de lluvia mujer

epa¡

no qui no qu no que no que no y no

nonononononononoononono

no te me desposes mujer para no caer”.

 

Así como estaba en el mercado, llegó a la plaza donde bebíamos café. Por turnos y frente a los merenderos de los arcos, habíamos escuchado ya a un flautista, un niño con un peine y una moneda, un viejo violinista y visto los malabarismos de cinco niños de unos siete años que afirmaban formar una “pirámide humana” y al terminar sus exposiciones pedían dinero. El oaxaqueño no pide ni pregunta, indica “compreme esto le va a gustar”, deme propina por que es caridad”, “le boleo sus zapatos porque están sucios mire”.

 

“La palomita te lleva a la mujer

palomita que ¿qué vuela hacia aquel?

llevale a ca' mi amada

un recado de su amor

un recado de su amor

¿compadrito regresará la paloma?

-con el recado? Ja.

Si con esta regresara

en, en, en, en la boda

tu me acompañarás.

¿Regresará la paloma con el recado?”.

 

Y como todos piden, le tocó su turno al Rey. Apenas y lo vi le dije que me regalara su poemario, primero dijo que a cincuenta pesos y me quiso convencer de comprarle mejor los dibujos de su nieta. Luego pidió por la módica suma de 25 pesos, al final me lo dio gratis en tanto negociábamos los dos necios mi compañero se regocijaba lindo diciendo ¿cómo no te lo va a regalar si ya te chingó cien pesos por sus discos? El caso es que para mí es un tesoro valioso, en todo México nunca había visto a un poeta itinerante, de plaza en plaza, mercado en mercado regalando sus versos así, por gusto y necesidad sin andarse con cuentos de tinta, papel, edición, costos, preparación, y miedo de que lo que escribe “valga la pena”. El Rey que se pasa por el arco del triunfo las formalidades y la ortografía, así, sin conflictos existenciales ni repertorio comienza: “Nobel internacional dedicada a la mujer en problemas en el matrimonio, esta dedicación a la mujer... Rey Oh Bayve”:

 

“Ayer tequencontré llorando de aquel amor

ayer tequencontré llorando de aquel amor

pero ¿porqué? ¿si aqui me tienes tu?

eah¡

tara tararara tara tararara tara rara rara rara

eah¡

si que ese amor, sigue ese amor que tengañó

olvidalo

olvidalo

olvidalo

olvidalo

un amor te espera ya

eah¡

y el sol brillará má

y el sol brillará má

nacerá nacerá nacerá nacerá nacerá nacerá

el amor que te amará

el amor que te amará

 

¿será cierto Rey Oh Bayve?

epa¡

si quese, amor sigue ese amor que te engañó

si quese amor, sigue ese amor que te engañó

si quese amor, sigue ese amor que te engañó

olvidalo,

olvidalo,

un amor te espera ya”.

 

Etiquetas: oaxaca

31/01/2008 18:46. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Original de cinco pesos

Por Livia Díaz

 

“Yo de niña fui graciosa

de adolescente llorona

en mi juventud cabrona

y en mi verano impetuosa”

Pita Amor.

 

Era sábado, en el tianguis de la calle de Sullivan, en la ciudad de México un desperezado 5 de enero por la mañana. Uno de esos días en que uno no trae consigo mucho dinero y anda buscando el arca de noé en algún rincón de un puesto para sentirse feliz por haber conseguido una pequeña maravilla barata.

 

Y así mirando chucherías de plata y alpaca, cosméticos, cd’s de música y todo tipo de fritangas, en un puesto apartado en un rincón con libros usados llegó a mis manos una edición casi desconocida de poemas de la poeta Guadalupe Amor, conocida como “Pita”.

 

Pita Amor, quizá el último mito de las letras mexicanas plasmó este libro manuscrito en edición única y facsimilar por editorial Katun, escrito con su letra a mano, casi ilegible de la que el tendero dijo: “parece letra de médico, apenas un boticario va a poderlo descifrar”. ¿Cuánto? -Dije hasta con miedo de que volara el libro- “cinco pesos” dijo él con temor a que me pareciera caro. Pagué y me fui con mi tesoro en las manos, ¿Será posible que nadie se percatara que el libro es original de corto tiraje y está autografiado por Pita Amor? Si es posible. Todo es posible en este país. Hasta que la poeta que decía de sí misma “mi poesía siempre se refiere a mi”, le haya escrito un libro a las flores.

 

“Para el amigo de Chano, Guadalupe Amor 1989” dice la dedicatoria del libro escrita por la Poeta con tinta azul. La dedicatoria interior dice: “Las Flores. A Patricia Reyes Espíndola. Aquí no se nombran cosas de mayor trascendencia que las rosas” “Carlos Pellicer” “Ella quisiera dar las gracias a las flores de la fantasía LOCA”.

 

“Las flores”, dice :

 

“ Las blancas son casamiento

y las azules mortaja

el jaramago es desprecio

dice el nardo soy tu amigo

creo en ti la pasionaria.

La madreselva te mece

La siempreviva te mata

Siempre viva de la muerte

Flor de las manos curadas

que bien estás cuándo el aire

girasol de tu guirnalda”.

 

Comienza con unos versos que forman parte de una obra de Federico García Lorca “ “Doña Rosita la Soltera ó el Lenguaje de las Flores”, pero ¿Quién era Guadalupe Amor? Una Diva, una mujer bellísima que en su época volvía locos a toreros, escritores, y otros intelectuales a mitades del siglo pasado. Una mujer de carácter fuerte, vanidosa, que gustaba de colocarse toda clase de joyas, como se dice “colgarse hasta el molcajete” aún ya muy entrada en edad y no se presentaba nunca sin maquillaje y excelentemente vestida. De buen gusto y más excéntrico comportamiento, confesó a Beatriz Espejo en entrevista no haber leído jamás escritos de mujeres. “Yo soy cóncava y convexa, los dos mundos a un tiempo; el turbio que muestro fuera, y el mío que llevo dentro”.

 

Como ella misma dice en su única reseña autobiográfica editada en un libro de prosas “Nací en este siglo en todo y por todo, claro, siendo mujer, no voy a precisar en que año. En la ciudad de México, en el seno de una de esas familias católicas de vieja tradición y que llaman entre nosotros familias aristócratas.

 

Soy de raza criolla; con ascendencia española, alemana y francesa. La menor de siete hermanos. De las mujeres la más vanidosa y la más bonita.

 

Me bautizaron con los nombres de Guadalupe Teresa. El uno mexicano el otro, no puede ser más español. Como ninguno de los nombres me sentaba siempre me llamaron Pita. Voz que coincide a la perfección con mi cuidada superficie. Casi había olvidado mi verdadero nombre hasta que descubrí mi verdadera vocación. Mi poesía, más real que yo misma, está escrita por Guadalupe Amor. Mis amigos y enemigos personales insisten en llamarme Pita”.

 

La poeta fue contemporánea a medio siglo 20 de grandes figuras de la cultura del país Ignacio Hernández, Rulfo, Arreola, Juan Yepes; “décima musa” la llamaban algunos por su peculiar belleza y pensamiento en verso, su imagen fue captada en lienzos de Diego Rivera, Soriano y Anguiano.

 

Así como se plasman en esa vida suya el aparente desparpajo de una excentricidad alucinante, este facsimilar deja huella en sus poemas a las flores, con palabras que se van uniendo una con otra, y cuya fuerza radica en su versatilidad y sonido firme al unísono recreándose en imágenes, como este en que la poeta imagina un racimo de flores en varios modos:

 

“Las flores de la medalla.

 

Con forma de medalla

Con forma de medalla de moneda

Las flores de la metralla

Que gira como mira.

Florece en el confín de la alameda".

 

Pita, la que fue terminando arrimada y en la miseria como tantos otros poetas, la que floreció y nos regaló libros y poemas inolvidables, y con su desvergüenza por ser mujer puso muy en alto esos valores, paradójicamente de feminidad extrema con libertad absoluta la que de sus propios cuentos dijo “son mediocres y nunca debí publicarlos” La lees y vuelves a saber porque se ha convertido en un mito, “paralelamente a ese placer de los sentidos, de verme o creerme bella, crecía en mí una callada angustia: el pavor a la soledad, un miedo incontenible a lo oscuro”.

 

“La mimosa.

 

La amarilla mimosa

La flor de algodón hecha de nada

Esa flor es preciosa

Esa flor espaciosa

La flor como volada

La flor de la mimosa desbordada”.

 

 

31/01/2008 18:45. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Old Fashion Blues

 

por: Livia Díaz

 

Un libro de poemas para tus eméritos. El libro parece monumento nacional: bien cuidado, imperturbable y atemporal. “Old Fashion Blues”, es entre la literatura sarcástica un tomo desconocido de belleza, dice por toda introducción: “Ramón Rodríguez Gutiérrez, (Córdoba, Veracruz, 1928)”.

 

“Poesía

candil de la calle

oscuridad de tu casa

vacía”.

 

No pocas personas gustan ahora de conocer a los poetas olvidados e ignorados. Así fue como Dunja Salas me envió el prototipo de Ramón “Este libro fue posible gracias a una beca del programa de Estímulos a la Creación Artística e Intelectual otorgado por el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Veracruz a través del Instituto Veracruzano de Cultura 1994-95”. Un tesoro que espero que no se encuentre guardado en un arcón como todos los tesoros ó, en el archivo muerto de alguna oficina.

 

Old Fashion Blues

“Irá cantando

voces o flores de papel

de estaño”.

 

Dice Rafael Antúnez que Ramón es un hombre tímido e impertinente. Yo digo que simplemente deja existir sus versos, aunque sean tan cínicos e insoportables que uno puede sospechar que le dicen “burlón” por compromiso y porque no existe en el lenguaje otra palabra que lo defina.

 

“Juguemos a que somos imortales

una casa de muñecas para ti

con ventanas al sur

en el cementerio Darkest Creek”.

 

¿Es mexicano este hombre? Antúnez dice que aquí (en el libro) uno puede encontrar a uno de los Poetas más jóvenes de México. Contemporáneo de Sabines, Bonifaz Nuno, Rosario Castellanos; ¿Dónde estaba su ironía en esa época? Con él uno se pasea del desván de Rilke a los sótanos de Boukowsky.

 

“Me moriré enamorado

y sin deudas en el pecho

al que juega a lo derecho

todo lo tiene saldado”

 

“Nosferatú: Deja que quede claro que te amo (…) Ay de mi, bien lo sé, no soy tu amante (…) Pero sangrante llegaré a tus tinieblas”.

 

Pasa de la música y la parodia a hacer escuela. El poema “Nunca se acaricia dos veces al mismo perro” lejos de ser bufo versa sobre un animal común, en forma pintoresca en escena, va el perro a su personaje y se olvida del perro, dice:

 

“No se trata de un perro metafísico

ni de aquel que Tamayo pone a aullar dulcemente

(…) no es tampoco

ningún famélico artefacto literario

ni el infiel que todos conocemos

agobiado por la sarna o por el destino

un pastor que contradictoriamente se llame lobo”.

 

Ni que decir de “Preludio a la siesta de un gordo”. Es tan sutil el humor de los versos de Ramón que escapa a la simple vista. Uno se cree firmemente que es broma:

 

“Hay seres en el tiempo y el espacio

que somos dientes

molares, incisivos,

aun voraces

caninos consecuentes

con la incipiente gracia y la cadencia comedida

de los cuchillos y los tenedores”.

 

Y tras leer y releer se siguen hallando puertas a otros mundos y universos imaginarios sobre las cosas mundanas. La salida a este verso nos indica un sitio preciso:

 

RETRATO DEL ARTISTA DECRÉPITO

 

“Damas y caballeros

me considero

-sin pruritos ni falaz modestia-

el máximo matador de cucarachas

que opera en el centro de Veracruz”.

 

Grafitti es la editorial que sacó a la calle los versos bajo el símbolo comunista de la hoz y el martillo. El epílogo dice “Angeles, potestades y demonios –hacedores de Grafitti, espacio abierto a fértiles, promisorias discordancias”.

 

“Pero oíd por favor:

No afirmo de ninguna manera

Que yo sea el más eminente matador de cucarachas de todo Veracruz.

Pues no soportaría

que me saliera al paso alguno por allí

aclarándome, no sin malsano regocijo,

que por ejemplo en Tuxpan o en las Choapas

o peor aún, en algún pueblo furris

alejado muchos kilómetros de Jalapa

mas nunca en su corazón

existe un habitante

que ha validado con creces

mis hazañas”.

 

Etiquetas: cordobapoetametapoeta

31/01/2008 18:44. Autor: Livia Díaz#. Tema: Hay 1 comentario.

Uno que no se sabía Poeta hasta que hizo un libro

Por: Livia Díaz.

 

Olvidado el sentimiento que provoca la soledad y sus formas Samuel Bassán Mishaan, poeta de Panamá goza de escribir en el solitario mundo que ha creado. Posee grandes dones espirituales y vive modestamente en Guatemala, no tenía idea de que la edición de la “Lágrima Escarlata”, libro que dedicó a su madre iba a acarrearle mayor vida social, entrevistas e intromisiones a su privacidad.

 

No se sabía poeta. Hasta que estuvo en manos de la crítica comenzó a tener ese miedo. Quería hacer una edición modesta y sencilla de su libro como homenaje a su madre -que falleció tras su nacimiento- en el momento adecuado sin mirar atrás. “Me causa penas, de la Naturaleza, de mis dolores... de esos que en la soledad de las madrugadas libero con lápiz y papel".

Comenzó a escribir desde la infancia. "Nunca lo compartí con nadie, era sólo mío, ahí estaba lo que iba captando de la vida, de las personas que me rodeaban, de la Naturaleza". Fue la pérdida de mi madre (guatemalteca de nacimiento) el impulso. Quería darle de alguna forma un homenaje y empecé a escribir todas mis experiencias a partir de su muerte". En cuestión de un mes preparó los 117 poemas que componen estelibro de temas tan variados como el amor, la desesperación, el erotismo y la cuestión social, con el propósito de sacar a la luz sentimientos que por años permanecieron ocultos a miradas ajenas.

"Sentí miedo" cuando se presentó la edición al público; vengo a Guatemala a nutrirme y logro escapar de todo, algo que aunque parezca egoista lo necesito". Pero era la primera vez que expondría al público la intimidad de mis pensamientos pues en sus poemas están sus propias huellas, "un pedazo de mí siempre plasmado" y que ahora el lector iría descubriendo e interpretando. Es una poesía contagiosa llena de sonoridad

 

“Soy unos labios secos

que rugen al mediodía

con mis surcos roídos

por el olvido.

 

Tus besos en los míos

marcaron las historias

de noches infinitas

cuando el olor

suspiraba por nosotros”:

"Con mis poemas es la única forma en que puedo hablar de mí porque me estoy enfrentando conmigo mismo, por eso admiro a los grandes escritores que pueden hacer sus confesiones y contar su vida en entrevistas, cosas que - insiste- no me gusta hacer".

”Te amé tanto que mi boca seca

mastica tulipanes tratando de atrapar

pétalos de recuerdo”.

 

Por ahora prepara la presentación de tres libros más en una trilogía que tendrá como destino otro país de centrooamaérica, Nicaragua. Para el artista se considera afortunado porque su obra se da a conocer. "Definitivamente en centroamérica, el escritor siempre anda como un limosnero, buscando apoyo para difundir su trabajo, pues éste es casi nulo ya sea por razones económicas o por trabas impuestas por personas incultas que no saben apreciar el arte". "Cada gobierno debería crear un fondo para respaldar a los escritores en sus propios países y evitar que éstos queden en la oscuridad. No dudo que hay mucho talento en esta parte del mundo pero no hay mas alternativa que esperar por algun golpe de suerte que les posibilite darse a conocer"

“Mujer:

¿Qué primavera

es tan bella como tú?

mujer mía de maduras estrellas.

Desnúdate

como espumosa flor.

Átame a ti

toma mi espalda

de hollín y grasa marcada.

Déjame ir en la brillante oscuridad

de tu belleza”.


Samuel Bassán Mishaan ha sido sin duda de esos que han recibido el toque de la suerte por la posibilidad de dar a conocer su obra, para fortuna también de sus lectores, que pueden así saborear la sutileza y el encanto de su palabra. La “Lágrima Escarlata” tiene como portada un diseño del ilustrador y dibujante Julio Rodríguez estudiante del Colegio “Antón S. Makarenko” de Poza Rica.

 

“Oscuridad.

 

Soy de la noche impaciente

y las marcas se adueñan de mis cortes.

Soy el principio monástico

de las esferas de Nosferatus.

Sigo los escorpiones en lucha titánica

y surgen los muertos desangrados

entre pastos verdes de sueños mágicos”.

Etiquetas: samuelbassanpanamapoetas

31/01/2008 18:43. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

La poesía es metalenguaje

Por Livia Díaz

Si se pudiera escuchar el movimiento de cada una de las células del organismo es música, una orquesta a un ritmo sin freno va tocando acompasadamente. Camina con una voz propia y nos describe.

Tal afirmó el doctor Luís Guillermo Casián López, médico especialista en neumología, poeta que a la fecha sigue inédito. El ha dedicado gran parte de su vida y obra, al apoyo y fomento a la cultura, y cuya técnica es la “tecnopoesía”.

Conocido en el municipio como “el Poeta que le escribió al ADN”, es Casián López uno de los médicos distinguidos por su pasión por el estudio y el conocimiento en la región.

“¿Y cómo no escribir de la vida? –dijo el entrevistado- si una molécula que es lo que nos da la vida, que dura toda la vida”. El milagro de la vida es maravilloso. Cada uno de los procedimientos que ahí ocurren. Como lo son en muchos de sus poemas toda clase de temas, como el poema que se refiere a la “Drosophila”, dice dulcemente “¿sabe qué es una drosophila? es una mosca”, titulado “La amante del rocío”:

“Traté de hacer mi prosa cristalina

llena de tantas preguntas ambiciosas

que misterios rodeaban a las cosas

y sin pensar en la creación divina.

Imaginé mi religión como un poema

un cuento que tenía a dios por tema

buscando inspiración entré en un templo

que fuera para mí, como un ejemplo.

Bruscamente, en la pila bautismal

fue cayendo en el agua bendecida

una mosca volando en espiral

que luchaba por salvar la vida

Ese pequeño ser, con su aletear disperso

en ese mar, de líquido profundo

me hizo pensar en nuestro pobre mundo

rotando por todo el universo”.

“El de las radiografías” como se le conoce también, por su consultorio con ese servicio, establecido y con una antigüedad de más de 36 años, también como catedrático en la Facultad de Medicina de la Universidad Veracruzana, vivió con otros la época en la que se explicaba ampliamente, y debatía un asunto abordándolo desde varias perspectivas, sin mermar los recursos para su comprensión plena, y que como otros, en la actualidad, ha sido sorprendido por el reduccionismo en las prácticas y el lenguaje, y la utilización de recursos para la comprensión.

“Pobre ser de cámbrica existencia

milenario existir, cien mil neuronas

la presencia de cuatro cromosomas

¡todo el saber humano de la herencia!

Un cuerpo de rígida quitina

helitros de elegancia cristalina

un cuerpo singular, misterio alado

genes, azar y vida, en un volado.

Drosophila, amante del rocío

posada en la aurora de un capullo

cuánta parte de tu cuerpo es mío

¡cuánta porción de mi existencia, es tuyo!”

“Esta poesía del cuerpo” -en palabras de Roal Hoffman, poeta que fue premio Nóbel de Química en 1981, por sus investigaciones sobre los orbitales electrónicos de las moléculas- está en el idioma de la ciencia. Es intensamente poética porque es en la tensión, en los límites, donde se encuentran los nuevos matices”.

Para Casián la poesía es metalenguaje. Lo aprendió del cardiólogo Ignacio Chávez, generación 47-53 de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, de quien relata, “llevaba al extremo el acto descriptivo del desarrollo. Nos pedía elaborar de un informe un poema. Un arte en el acto médico”.

“Y pensar que en mi mano vacía

tuve siglos de evolución, en agonía

que sin querer, había salvado

maravilloso y singular misterio alado.

Una vida que crece y que prospera

el antiguo volar de un gran proyecto

de un lejano pasado, la heredera

lo divino de ser… en un insecto”.

Al hablar sobre este poema, “La amante del rocío” -del que se reprodujo solo un fragmento- el catedrático destacó el cómo al ampliar la ciencia y profundizar en el conocimiento de la vida, una mosca que nos puede parecer insignificante es a donde se encuentran todos los misterios del universo.

Según Hoffman “Las conferencias sobre ciencia suelen ser aburridas. Escuchando las palabras, se trata de hacerlas interesantes, incluso en una conferencia científica”. Por lo que no es dispendio alguno la palabra.

Así como otro científicos, precursores de las ciencias nucleares, y las astronómicas - en una época en la que el desarrollo de la narrativa, para instruir y plasmar- el texto científico “desempeñó un papel fundamental en la difusión del conocimiento científico”.

Para Casián López para ejemplo, solo basta rememorar al doctor Ignacio Chávez, a decir de Miguel León Portilla “ en quién cuya poética se avivan los problemas de la vida y la muerte” , y quién decía: “hagamos poesía superior”, y lo hacía en sus discursos, ante sus alumnos. “Usamos, otro tipo de palabras. Sabe que juega uno y canta con las palabras”. Este es un poema de Chávez:

“Estudien cuanto puedan

Enseñen cuanto sepan

y no olviden que el que guarda

avaramente su ciencia, corre el

riesgo de que se pudran juntamente

la ciencia y el alma...”

Para Casián “hay versos más arriba de lo normal. Yo presencié –dijo- cómo al doctor Tomás G. Perrín, le dijo a un alumno: has una historia clínica en verso”. De Perrín es una famosa poesía “a los libros viejos”. Otro ejemplo es el poema “Ante un cadáver” de Manuel Acuña, quien era estudiante de medicina, cuyos versos dicen (fragmento):

“Tú sin aliento ya, dentro de poco

volverás a la tierra y a su seno

que es de la vida universal el foco.

Y allí, a la vida en apariencia ajeno,

el poder de la lluvia y del verano

fecundará de gérmenes tu cieno.

Y al ascender de la raíz al grano,

irás del vergel a ser testigo

en el laboratorio soberano;

Tal vez, para volver cambiado en trigo

al triste hogar donde la triste esposa

sin encontrar un pan sueña contigo.

En tanto que las grietas de tu fosa

verán alzarse de su fondo abierto

la larva convertida en mariposa;

Que en los ensayos de su vuelo incierto

irá al lecho infeliz de tus amores

a llevarle tus ósculos de muerto”.

Si bien desde la antigüedad, ciencia y poesía habían ido de la mano, dice Hoffman, luego llegó su separación. “El divorcio entre ciencia y poesía tuvo lugar en momentos distintos en las diferentes culturas. En la cultura anglosajona esta separación se produjo con la Revolución Industrial”.

Para Casián este amasiato en México antecede a los españoles, y perdura. El también secretario de la Corresponsalía de Cultura Mexicana, sucursal del Instituto de Cultura Mexicana en Poza Rica, dijo desde esa perspectiva que “los aztecas saben como salió, como emergió la vida. Saben que nos hizo una poesía”. Estima que hombre, médico y poeta, es en si un médico, quién no tiene en su personalidad un “efecto placebo no sirve como médico”. Pero es un sentir aún más profundo, explica Casián. Es también la toma de conciencia humanística del médico ante el paciente, y de respeto a la vida misma.

Para Chávez “La ciencia pura no puede descontextualizar al ser humano médico de su condición plural, sometida al influjo de numerosos factores que lo hacen mejor y parecerse un poco más a los dioses que lo engendraron: literatura, poesía, arte, música, danza, gastronomía, arquitectura, historia y muchos otros aspectos culturales, locales y universales, incuestionablemente lo enriquecen y lo disponen filosóficamente al ejercicio sabio de su arte médica”.

Etiquetas: tecnopoesia

31/01/2008 18:42. Autor: Livia Díaz#. Tema: Hay 1 comentario.

Soñando creando

por: Livia Díaz

 

“Soñando creando.- Edición especial de aniversario es una publicación del Consejo Editorial de la Juventud Popular, con el apoyo de la Unión de Bachilleres y las Organizaciones Unidas por el cambio” que salió de la fotocopiadora el mes de mayo de 1999. La “Expresión libre del alma” un espacio para el sentimiento acompañó a “Anacleto y sus Montones” por este mundo agitado y marcado por la rapidez de la vida”. Miguel Ángel Ramírez Bustos, joven escritor y creador independiente imaginó y realizó esta edición, en su “primero y segundo sueño” cada año de los últimos para editar sus versos y sus cuentos, su propuesta de revista literaria, sus sueños y sus cartas.

 

Uno no se propone demostrar nada cuando escribe, decía el maestro Augusto Monterroso. “Pienso que escribir es compartir esto es lo que yo vi de las cosas, no lo que pasó. Tengo una forma de decirlo”. Un “eventazo” un instante que encierra todo un universo. “sin embargo si no tiene intención es dificil qie nos diga algo” añade Miguel Angel. “Lotería lotería, sin la unión de tus cartas sería literato solo y triste. Ahora creación ya te fuiste pero dejaste una princesa mariposa”.

 

El primero escritor guatemalteco, el segundo pozarricense, ambos encaminados hacia el mismo camino abundando en el cuento, el relato, la intriga de la palabra que retrata y pinta las historias que el escritor vive. Por accidente se encontró la literatura y sigue tratando de explicarse porqué escribe. Miguel Angel, estudia para maestro de educación primaria; va y viene de Tuxpam y no escatima sacrificios para lograr cada meta que se propone. En él uno descubre un ser fuerte encerrado en un cuerpo sencillo que aparenta pasar por un lado con la mirada penetrando el paisaje y guardando en su silencio sus secretos.

 

Jugué mucho e imaginé, “por culpa de García Márquez”, leer el otoño del patriarca, fue una revelación que me abrió las puertas a otros mundos de imágenes en las que se sucedían con la palabra las historias. En 1999 con unos 18 años Miguel Angel se inició en las letras en el Taller de Creación Literaria de Noemí Arroyo que impartía la Casa de Cultura, “Ahí fue donde dije: No estoy loco”, a pesar de estar en un grupo donde no había otros jóvenes y se sentia extraño continuó y fue a encontrar lo que García Marquez dice “el encuentro del escritor con el tema, o Picasso que dice que si existe pero debe encontrarte trabajando”.

 

La entrevista trascurrió pausada de emociones encontradas, e intercabios de información, este jóven maestro que no sobrepasa los 23 años, conoce autores, cita, rememora, evoca, sacude y analiza sus impresiones y coincidencias, debo decir que admiro a este jóven escritor del que no debe ser olvidado su nombre ni su trayectoria pues sostengo abiertamente que tiene un porvenir fecundo e intenso en la literatura y cualquier empresa que emprenda. Lela en la sensatez y la dureza una dedicación que pocos aplican a sus simple palabra.

 

“La Asociación “Soñar no cuesta nada” tiene el honor de entregar este reconocimiento de felicitación a la Asociación Soñando creando”. Dice en la revista donde se cita a Germán Dehesa “sin la libretad de palabra... no hay libertad posible”. El facsimilar, retrata aspiraciones, encuentros, recuentos, celebra la creación literaria y la palabra de Bustos y su mundo literario, de Bustos y su creación escrita, de sus personajes y sus posibilidades. Entrevistado dice que para “muchos el escritor nace o se hace, yo comencé con el clásico concepto de que el escritor es pura inspiración, y la inspiración el númen y no es escuchar la voz interior”. Lo que me recuerda a Borges que dice que “el escritor debe ser fiel a sus fantasmas y no buscar un tema porque si lo busca se convertiría en político”. De orígen campesino y nieto de un abuelo cuentero (quién no lo tiene...) recuerda esas tardes clásicas de convivio familiar cuando se escuchaba la palabra “hey Lucas, cuéntame algo”. Su papá anduvo de trovador, música y lectura por los campos y se recuerda a si mismo sobre la naranja cortada, sentado sobre toneladas de fruta en el trailer “de donde se distingue todo muy bien”.

 

“Escribir es trascender porque ahí se queda plasmado y leer es traspasar” afirma el escritor.

En la casa había pocos libros “pero había”. “No concibo la escritura sin la lectura”.

 

Vivo de dos formas, tengo dos vidas una en la que hay que sobrevivir y la literatura donde descubrí que no se sobrevive, se vive. He encontrado mi forma de ser y de hacer, no estoy en vano independientemente de crear y descubrir “como la teoría platónica con que las cosas ya están y recordamos, encontramos o descubrimos... pero lo importante no es como son las cosas sino como las quiero ver”.

 

Tal como el profesor Ulises Montes y otros tantos, comenzó a escribir después de las inundaciones de octubre “Era un mundote que tenia que nombrarlod e alguna manera” “quería escribir algo que recordara la situación formal de los hechos”. Esta primera experiencia me dejo reescribir, corregir, tachar, pulir y encontrarlo básico y por eso me gusta más escribir y cada vez voy siendo más claro al redactarme”. La mayoría comienza por el final, piensa el final y hace una regresión.

 

Así ganó con sus cuentos el premio estatal de nivel bachillerato de la Dirección general de Educación media y Superior en el año dos mil con el cuento “Fíjese Don Ciriaco”; el primer lugar del concurso de cuento juvenil de “Todos Santos” en Editorial Gibb 2001 y obtuvo mención honorífica en el año 2002. Cuentos y relatos, historias y retratos que se han visto enriquecidos con el tiempo.

 

31/01/2008 18:40. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Nadie sabe despedirse, todos se olvidan

por: Livia Díaz.

 

¿Cómo se le llama a un poeta que se dirige a todos menos a sí mismo con sus poemas?

¿Que nunca gira sobre su persona sino que abarca todos los eventos sociales, adula a la gente notable, a la querida, a los ídolos del pueblo, a las personas menos socorridas? ¿Un poeta que se inclina por decir con verdades sin miedo, “honesto y claridoso” como lo bautizó Heriberto Hehoe; las cosas que nos pasan? Un poeta que ha visto morir a sus amigos mas queridos, que les ha llenado de palabras hermosas aún pagando un alto precio por ellas después; que la fama se le ha escabullido de las manos continuamente; que no domina la suerte y que piensa “que los hombres no debemos hablar de lo que sentimos y nos pasa, sino aguantarnos para no andar regando por todos lados nuestras miserias”.

 

Abrigado por el cariño y reconocimiento popular Abdías Valderrábano Olivares, poeta pozarricensellamado “el poeta de la ciudad”, “poeta incomprendido”, “luchador social y artista” y hasta “hijo sobresaliente de la ciudad”, en realidad sin reconocimiento público “por escrito” hasta ahora, como el mismo dice atesora entre sus más preciados papeles poemas y versos que le dieron un día “un pedacito de pan por sus poemas”.

 

Mía es en silencio, mi noble oración

por los que sufren, miseria y dolor

y por todo rico, que se dice señor

para los que pido, a Dios, su perdón

y por los pobres, consuelo en su amor.

 

Lo conocí en la Escuela Secundaria Federal Número 3, durante un Festival de Lectura este mayo. Nos dejó sobre la mesa muchos dípticos con poemas en cartoncillo, pequeños que versan sobre la amistad, los niños, dios, consejos, y otros “mensajes de mi mente”. “Todos en la vida tenemos problemas muy serios pero nuestros problemas no vamos a compartirlos, debemos hacerlos propios” dijo cuando fue entrevistado.

 

La curiosidad por conocerle más a un señor silencioso pero muy amable, de voz suave y recitar pausado y claro, de unos 70 años, nervioso pero tranquilo me llevó a pedirle una entrevista a la que accedió con mucho gusto. Le mostré los folletos y dijo “me los han patrocinado algunas personas, me dan un donativo de cien pesos, doscientos pesos, y los reparten después a sus amistades y las personas queridas es un detalle muy hermoso”. “Jardín de Otoño” dice uno de ellos, consta de cuatro poemas, uno por cara en media hojita blanca donde se ve una imagen de Cupido lanzando una flecha;

 

“Deseo al llegar a tus manos

esta añoranza literaria

sea la meditación diaria

de amor para tus hermanos

con tus pensamientos sanos”.

 

También en una época le pagaban un cuarto de plana en el periódico o un poema para la navidad, “Es cuando pude por fin comerme un pedazo de pan por mis poemas”. El poeta vive con su familia en la colonia Tajín y pasa la mayor parte de su tiempo cuidando de su esposa Evangelina que se encuentra delicada hace ya varios años. Estaba rodeado de sus nietos que curiosos se asomaban a sus libros y papeles que sacaba como tesoros de todos lados. Fue empleado de Pemex Producción y Gas 28 años y 300 días donde comenzó de ayudante de albañil. “Mi retiro fue por motivos de salud y convenirle a sus intereses”. “No quisieron jubilarme, cometieron conmigo una gran injusticia”.

 

“Yo no tuve muchos estudios, solo hasta sexto año pero desde niño me gustaba estar escribiendo”.Mi tío era Carlos Olson, un perforador de la compañía El Águila, recuerdo que estaba yo chiquillo cuando entre el y sus amistades comentaban que yo decía cosas muy profundas, ellos se preguntaban que de dónde sacaba esa profundidad”. Pero yo era un niño y hablaba, escribía, sin pensar mucho en eso. Años después “conocí un doctor que sabia mucho de poemas, me dijo “Abdías eso que escribe son prosas y lo puede hacer cualquiera”. Pero yo me seguí escribiendo conforme me nacían las cosas. Le dije “el poema es como las orquídeas que nacen en las aguas negras del pantano”. “Sin embargo si me puse después a estudiar cuando mis hijos trajeron sus libros de la escuela y a fijarme como se escribían”.

 

Hice muchos escritos pero todo lo tiraba o lo dejaba al olvido, mi primer poema como quien dice fue cuando murió Heriberto Quijo. Mi gran amigo, “el era como mi hermano”. “Yo le hablaba duro y de frente como a todas las personas. A Quijo se le rodaban las lágrimas. Después, pasados unos días me buscaba y me decía que tenía razón y aceptaba mis críticas”. “Cuando fue secretario del Trabajo tenía muchos amigos, le llovían telefonazos pero después cuando ya no lo fue, dejaron de sonar los teléfonos. Quedó en el olvido. Una época el se fue de aquí y yo estuve al pendiente de las necesidades de su familia por mi voluntad propia, el me dijo, Abdías yo nunca te ayudé en nada y te lo agradezco”. “Después cuando llegó a secretario nacional y lo asesinaron, llegaron escritos duros, fuertes, querían hacerle de homenajes pero eran duros y yo pensé que lastimaban a la familia así que escribí ese poema”. “Yo estaba en el Chalet con él cuando lo mataron y siempre pienso que fue como una conspiración”.

 

“En fin que el poema que hice querían que yo lo leyera en el homenaje de la Sección 30 en el auditorio, pero me negué a hacerlo, estaba el gobernador Ochoa y Oscar Sánchez Pancardo de secretario pero no quise hacerlo, y eso me afectó para siempre. Nunca me lo perdonaron”. “Si no hubiera sido por eso jamás de los jamases hubiera escrito un poema para “La Opinión”. Pero no fue porque tuviera algo en contra del periódico sino que no imaginaba aspirar a tanto dijo, mientras mostraba el recorte del periódico en el “Rincón Literario” donde fue publicado hace 25 años y desde entonces ha seguido colaborando con la casa editora.

 

Diáfana pureza del sentimiento

página blanca del pensamiento

al llegar a este incierto mundo

donde la ingratitud es lo fecundo

y hace de la nobleza el lamento.

 

La vida no es más que actuación

en este teatro, mundo de la ilusión

donde cada humano, ocupa su papel

unos de oro, plata o simple oropel

con un fugaz latido del corazón.

 

La mayoría de los poemas de Abdías constan de doble rima, dos hemistiquios, en quintetos, que es una forma dicícil de hacer en este lenguaje español americano, sin que rompa el ritmo interversal. Tiene otros en que se ha aplicado a elaborar fórmulas como el “Epitafio que debería estar en todos los panteones” en el que se esmeró plasmar en 75 letras y solo consiguió 73: “He aquí los lechos/ del sueño eterno/ expiran los hechos/ de gloria e infierno/ bajo el mismo techo”. “Yo escribo en cinco quintetos, es el más común que tengo con versos de diez o de once sílabas, aunque hay otros de ocho y décimas”. Abdías pasa por sus recuerdos, mostraba trabajos y recitaba con lágrimas en los ojos, con emoción y sentimiento sus poemas a los que nunca le ha gustado decirles poesías.

 

“Me gusta mucho hablarle a las personas”. “He estado varias veces cerca de la fama”. Una vez, fui al registro de autor, había un señor ahí muy elegante que me preguntó que llevaba, tenía conmigo a mano un poema que le mostré, estaba intentando hacer tratos conmigo cuando lo mandaron llamar”. En otra ocasión estaba en Acapulco, mirando al infinito cuando llegó una mujer y me preguntó “¿qué hace señor? y le dije, pienso en mi presente y mi pasado, en la vida que viene y la que se va”. Y es que estaba recientemente liquidado de Pemex cuando fuimos a ese viaje y a bordo del Robert Prince me dijo la señora “ ¿y a qué se dedica señor?, le dije, a hacer poemas y me dijo recite uno, y recité “La borrachita”. La señora dijo que venía de Argentina que su compañero de viaje tenía varias revistas y el diario “El Clarín” y me dio una tarjeta para que le mandara ese poema y otros, pues allá son muy considerados para el Tango. Pero cuando decidió hacerlo, la tarjeta había desaparecido y con ella uno más de los sueños de Abdías.

 

Nadie sabe tus tristes penas

mi sufrida borrachita

del paseo de la Burrita

y al mirarme tú te apenas,

al mirarte mugrosita

en este mundo me condenas.

 

Borrachita, flor marchita

te hicieron tanto daño,

al sufrir desengaño

desde que eras tú chiquita

es tu vida oscuro paño

inocente mujercita

 

Al mirarte me conduelo

y quisiera mitigar tu pena

y quitarte la condena

que oscurece a tu cielo,

y que una nube buena

te brindase su consuelo.

 

Borrachita de mi alma

poco a poco te consumes

en los fangos que te sumes

donde hayas tú la calma

del pasado, de perfumes

que embriagaron a tu alma.

 

 

 

 

 

 

Etiquetas: abdias

31/01/2008 18:39. Autor: Livia Díaz#. Tema: Hay 1 comentario.

La tarde de Yolanda

Poetas en el Exilio.

por: Livia Díaz.

 

La tarde de Yolanda permanece en el tiempo saturada de recuerdos y añoranzas. “Un poder mayor que yo me llama a volver” pero volver no es suficiente, ya no somos parte del todo ni parte del poco. La salida y la ausencia provocada insufrible estoica, la salida necesaria e inmerecida, ha marcado su vida para siempre.

 

Yolanda Duque Vidal de origen chilena, nacionalizada canadiense pero ciudadana del mundo, viaja con sus zapatos de nube y la mochila al hombro, sus gafas la guían su amor y su energía la impulsan, su fe mueve los Andes, las Rocosas, las cordilleras se abren a su paso invencible. Ninguna extradición pudo cambiar su identidad.

 

Su voz es una música suave pautada y lenta donde la claridad de su dicción sin acentos vence la maestría con que se redacta y dictamina su paso sencillo, vidente, enamorado. “Yo soy hija del Universo porque el universo es de Dios y yo soy hija de Dios”. Tal cual. Como si la vida atrapada en el pecho en tesoro vital se cristaliza al solo verbalizarlo.

 

“Hay una ansiedad en mi

que indaga una razón.

Mientras el sol dormita

gradualmente bajo el agua,

sus últimos rayos esbozan

tu imagen en la arena”.

 

Entre canciones y sonrisas, enérgicamente avanzando en amable precisión sin equivocaciones, solidaria, paciente en armonía pero firme que deja reconocer una práctica continua y cotidiana de pasos por los todos, por los suyos, por nosotros. Convivió con nosotras, unas 46 poetas de 25 países este noviembre en el XI Encuentro de Mujeres Poetas en el “País de las Nubes” región Mixteca de Oaxaca. 60 años por fuera, nueve por dentro. Invenciblemente niña y mujer en avance de proyectos editoriales y culturales que abarcan la edición de poetas y cuentistas contemporáneos y la educación de indios “Crees”, “Mohacs”, “Mic Macs”, en Canadá.

 

Dijo Jean Paul Sartre que “Los libros son voluminosas cartas a los amigos”. En los de Yolanda me queda claro que ninguna palabra está dirigida a otra persona. Porque solo los amigos rozan con el alma el sentimiento al compartirlo que nos hermana en cualquier circunstancia, en cualquier semana, en cualquier idioma. Ella va ganando amigos “estoy naciendo hace poco nadamás”. No tiene muchos estudios de Literatura, dice. Se llena de amigos silenciosos en la poesía aunque salió de su país con la esperanza de arrodillar la violencia contra su familia ejercida por los militares chilenos en interrogatorios y persecuciones en la década de los 70’s y 80.

 

“¿Cuántos afanes de libertad sepultaron

los cuervos que mutilaron la Patria?

Semillas de ideales retoñaran un día

y los originarios frutos volverán

a perfumar nuestro exuberante territorio

Cordillera de los Andes

altivo muro accidentado, mudo testigo

de la inmolación, el sudor y la sangre

vertida en los viñedos y maizales”.

 

Porque una cosa es elegir donde vivir y otra es salir perseguido”.La tortura del aparato de estado tras la caída del presidente Salvador Allende, perseveró contra su todos ellos por muchos años, esto la obligó a buscarle asilo a sus hermanos fuera de Chile y después ella misma comenzó a treparse en las nubes que le llevan los pies, rumbo a otras tierras. Comenzó con la poesía en el exilio, cargada de nostalgias, desarraigo:

 

“Lóbregos pasajes de la memoria

revelan una niñez desgarrada.

Nada borra lo imborrable, el pasado.

 

Saeta que regresa sin aviso

y se queda fatalmente alojada

donde incorpóreamente lastima”.

 

“No había fronteras ideológicas. Sorprendentemente, los militares argentinos conocían toda nuestra historia”. Argentina que inicialmente fue un refugio para Yolanda se convertía en un infierno poco a poco, hasta que salió de nuevo con rumbo a Canadá. Vivió en Buenos Aires hasta el 4 de octubre de 1986. Siempre trabajando en empresas importantes donde destacó en la jefatura de empleados, administración y contabilidad. A diferencia de sus hermanos que eran miembros del Partido Comunista, Yolanda es Pacifista “pero eso no sirve”, sospechaban de todos, querían saberlo todo sobre ellos, sus amistades, sus actividades “hasta que un día mi madre les dijo a los militares mis hijos ya no están aquí, se fueron a Estados Unidos, nunca más volvieron a molestar a mis padres”. Pero duele tenerlos tan lejos. Cuando el avión desciende sobre los Andes y veo Santiago aparecer mi corazón da un vuelco rotundo, es un clamor y un rumor en el pecho que me soborna y atrapa inevitablemente, siempre, siempre que regreso.

 

“Intrínsecamente se enquista

en los opacos laberintos

donde no puede desertar.

 

Arrastra al abismo inexorable

chocando contra el muro

de insalvables fracasos.

 

Acero mordaz y agudo

que traspasas sin piedad

los frágiles umbrales del alma”.

 

A Yolanda le faltó tener un hijo aunque tuvo muchos hijos: Sus seis hermanos y una banda inmensa de sobrinos con los que de vez en cuando, vuelve a ser niña aunque lamenta no haberlos visto crecer. “La sonrisa de un niño me libera el alma”. Hubo una época en la que no poder tener hijos casi me llevó a caminos sin retorno. Era un dolor muy grande, algo perdido, porque había problemas médicos por resolver y entonces me quitaron todos los órganos internos para curarme”. La poesía nació cuando era niña. A los nueve años y en la escuela primaria de educación “la maestra nos dijo que escribiéramos un poema, “escriban lo que estén sintiendo”. En ese momento me guié por un poema de Gabriela Mistral. Observé que los versos estaban agrupados de 4 en cuatro y en la forma del trabajo quedó plasmado:

 

“Si yo encontrara el motivo de mi existencia

entender porqué vivo con este dolor tan profundo

dolor que me da la vida sin saber porqué

¡Sentir mi alma herida y la razón no la sé!”

 

mi maestra enmudeció inmediatamente. Pensé que había hecho algo muy malo. Me miraba y miraba mi poema, lo mostró a todos los maestros, a la directora. Mi poema anduvo de mano en mano, les parecía quizá increíble que yo a esa edad hubiera escrito eso como increíble fue verlo consumirse en las llamas cuando los militares tomaron el baúl donde guardaba mis poemas y otros textos y les prendieron fuego “el hecho de que quemaron mis poemas me cortaron la vida, es como si me hubieran mutilado la mitad de mi cuerpo”.

 

“En tus gargantas ocultas

un insondable monstruo arcano.

Los blancos sueños de mi infancia

se han teñido de rojo

ante las escorias de una Patria

arrasada por el fuego de la metralla”.

 

Recientemente Yolanda ha sido reconocida por el Gobierno General de Canadá en “Ridean Hall Palace” de Ottawa, junto con otros 60 escritores chilenos. “Recién estoy naciendo para los chilenos, en Canadá ya me conocen”.

 

“Mi poesía parte de la reflexión interna que quiero transmitirla, que la gente entienda, la asimile. Lo mío es espontáneo. Antes fue íntimo, de amigos”. Como escritora comenzó a darse a conocer desde el primer libro, editado en Montreal, Canadá en 1999. Ha escrito “Destino”, “El jardín de mis sueños”, “Senderos”, libros de poesía y prepara la novela “Alas pasivas” que retoma la experiencia de trabajo y convivencia en el albergue indígena “Crees” de la Bahía James, al norte de Québec y recoge “lo que pueden leer otros ojos”.

 

En el 2001 inauguró una editorial sin fronteras que se llama “Alondras” trilingüe y que distribuye en Canadá pero “la distribución no es fácil” en el resto del mundo.

 

 

Etiquetas: alondras

31/01/2008 18:37. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

El huapanguero ciego

Livia Díaz

 

“Si ves pasar mi cajón

no me vayas a llorar

rézame con devoción

que ya me van a enterrar

no me olvides corazón”.

 

Calló la noche y con ella su voz. Era 30 de marzo de 1949. Raymundo Quintero no cerró los ojos porque no tuvo. Calló su propia historia. “El ciego”, “El Huapanguero”, dejó de tocar su violín y decir sus coplas, sus Huasangas, las décimas en el Huapango….

 

Al calor de la noche, el vino, la música y la emoción eran “in verdadero ritual”. Estallaba una cuarta de dinamita y todo el valle comenzaba a prepararse para el ¡Fandango! “Si no había muerto no había sido bueno el Huapango nos informa el maestro maclovio Sosa Palomino. Esta biografía de “EL Huapanguero Ciego” remonta y permite recrear un momento de la sierra papanteca casi olvidado.

 

La descriptiva crónica del viaje al pasado singular, colorido y a veces atroz lo llevó a entrevistarse con contemporáneos de Raymundo Quintero, nonagenarios y octogenarios que recuerdan como el ciego, un hombre salido del pueblo de Chicualoque que quedó huérfano muy jóven, se acompañaba de su guitarra y su voz cuidado por un joven que le servia de lazarillo por los campos petroleros en Entabladero.

 

Vivió en esa zona hasta que conoció a unos músicos de Zozocolco a donde fue para quedarse y comenzar otra vida.

 

“La vida al pasar nos deja

triste recuerdo esparcido

sepultando nuestra queja

para no tornar se aleja”.

Otra vida donde lleva con su magia el talento musical. buena voz, pronto se hizo escuchar en los bailes, tocaba la guitarra y la trompeta. Comenzaba el Huapango a escucharse en el corazón de la Huasteca. Fue cuando vino Rafael Chavarría destacado violinista de Canhuitz, San Luis Potosí a contagiar de Huapango la región que se conocieron. El violinista descubrió en Quintero el talento musical, la capacidad de asimilar y llegar a la música que se apropió enseñándole a tocar el violín aplicado por completo varios meses hasta que “El ciego” (de nacimiento) lo dominó por completo.

 

No era un violín cualquiera sostenido entre sus manos. A modo de violonchelo y apoyado entre sus piernas “El Huapango comenzó”. Llora el violín de chelo, cantan los trovadores, la tarima se cimbró, el zapateado comienza, se escucha a cientos de metros, repiqueteantes tacones que escobillean las suelas, cuando cambian de lugar los bailadores, le cierran el paso a la mujer que intenta cambiar de fila. La moruna desfundada. No hay Huapango sin machete. Tecuantepec se estremece a la rivera del Walti la voz resuena:

 

“Tú tienes Walti divino

donde tarde a tarde voy

a bañarme entre tus olas

para quitarme el calor

junto a la margen contemplo

atajando a las mujeres

platicándoles de amor”.

 

. Por las tardes en la cuesta del Walti un grupo de decididos y valerosos mancebos con sombrero de cuatro pedradas detienen a las muchachas que traen sobre la cabeza baldes de agua llenos. No importa ellas se detienen a escuchar, las propuestas amorosas pero ¡Ay de aquella que se lo tomara como juego! Era raptada por la fuerza y nadie se interponía.

 

 

Es este libro sobre la vida de Quintero toda una anécdota. Los años no transcurren en el tiempo, en la Huasteca que conserva sus costumbres. Desde luego algunas han progresado –para bien de las muchachas- y otras ya no ocurren gracias a dios, como los machetazos al final de la fiesta.

 

El maestro Palomino ha querido entregar una investigación que pesa en el valor histórico y el retrato de un instante que no se puede leer sin música zumbando en los oídos. Dicen que Quintero era tan buen violinista como poeta y que su fama se extendió hasta el mismo Máximo Avila Camacho quien lo llevaba a sus ranchos de Martínez a tocar. Y que hubiera hecho con él un disco pues lo había recomendado con “Peerles” si no hubiera fallecido.

 

Fue Tecuantepec la cuna del comienzo de Quintero. El impacto nos e hizo esperar, el “ciego” con su maravilloso oído musical reprodujo y condujo fiestas muy importantes y sonadas en la época.

 

“Hay cosas que nos e ven

como a Dios que está en el cielo

pero el nos brinda consuelo

en este mundo de abrojos

yo puedo ver con el alma

pero tú ni con los ojos.

 

Dios me dio el bendito don

de poder cantar en verso

por eso mi corazón

en el Huapango está inmerso

le canta con embelezo

a la mujer su canción.

Y aunque no veo las estrellas

porque están muertos mis ojos

siento que todas son bellas

y que su lugar es cierto

por eso en cada mujer

miro una radiante estrella”.

 

Etiquetas: huasteca

31/01/2008 18:37. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Oíd mortales, oíd

3 de marzo 2008.- Gracias a la red de internet, encontré su fotografía y un reportaje de su obra plástica, Diario Condie 

 

Te conozco como si fuera mi oficio

Por: Livia Díaz

 

Te conozco como si fuera mi oficio es un verso del libro Oíd Mortales, que inmortalizó al poeta que nos ocupa. No todo lo publicado es bueno y no todo lo bueno está publicado, pero qué injusticia ha cometido la Historia de la Literatura con Víctor Eduardo García Robles, el de los versos populares el de los versos del pueblo. 

Ya de por sí la represión había dejado en el silencio a este poeta comprometido con el pueblo, como a cientos y miles de argentinos en la época de la represión y la dictadura; este maestro de Buenos Aires que pasa desapercibido hasta que uno lee sus versos, gozaba de decir lo que otros callaban, gozaba de escribir con las manos lo que otras decían a gritos, para que alguien, donde fuera, escuchara agrandar la palabra, hundir la mano hasta tocarle su fibra de milagro inmarchitable y compañero. Ah, no, callarme nunca, callarme nunca . Callarme no, dice, callarme no, jamás dejar de sofocar la sangre.

Lo leí por vez primera hace ocho años. Mi padre había muerto y con él todos sus secretos. De todos los libros de su casa, este estaba casi oculto cerca del piso, como no queriendo ser encontrado. Pertenece al premio de 1965 de la Casa de las Américas. Del trabajo, el Poeta Nicanor Parra dice: "En el concurso de deliberaciones del jurado no fue nada fácil para mí decidir entre Addio a la Mamma de Noé Jitrik, y la obra que terminó adjudicándose el presente premio de Poesía de la Casa de las Américas 1965, Oid Mortales, de Victor Eduardo García Robles".
"En mi opinión, Jitrik es un poeta que conoce muy bien su oficio. Es evidentemente más equilibrado más retraído, más íntimo. Tiene muy buena acústica. Conoce a fondo los misterios de la poesía visual. Sus instrumentos de trabajo son el violín y la linterna mágica. Hubo un momento en que decidí jugarme por Jitrik, a pesar que ya había descubierto y proclamado a los cuatro vientos la excelencia de Oíd Mortales, cuya fuerza torrencial y caótica me convenció desde la primera lectura. Pero no encontré eco. 

La balanza terminó inclinándose por García Robles y por razones de bastante peso. Cohen (Inglaterra) se vio cautivado por el humor y la vehemencia de Oíd Mortales, por su coloquialismo sin tapujos, Sabines (México) por sus explosiones apocalípticas, Ginsberg (EE.UU) por su agresividad tempestuosa. En una poesía de esta naturaleza hasta las caídas resultan explicables, argumentaronlos jueces. 

Solo el maestro Lezama Lima (Cuba) permanecía impasible. Él era partidario de declarar desierto el premio.Y no se plegó a la mayoría sino después de convencerse de que el poeta resiste perfectamente de la lectura en alta voz. 

A pesar del retoricismo ocasional, como conjunto de la obra se impone de plano. Contiene tres o cuatro composiciones de primer orden y por lo menos puede calificarse de óptima, por su vulgaridad extrema rayana en la generalidad: Sepa lo que pasa a lágrima viva y con malas palabras. Oíd Mortales es una obra premiada en un premio hispanoamericano de la más alta jerarquía. Fue seleccionada de un total de 92, entre las cuales, por lo menos una docena resultaba acreedora de un análisis detenido por parte del jurado más exigente ¿Qué mayor elogio se puede hacer a este libro?

Es un hecho que los poetas más notables de la generación anterior no salieron a la piestra. Los hubiéramos detectado de lejos. Pero esto no disminuye mayormente la hazaña del poeta laureado. Abiertos los sobres se vio con asombro que el autor es casi adolescente, al parecer inédito en su propio país, Argentina. Y si recordamosque los otros dos poetas favorecidos, Jitrik y Szpunberg, son también jóvenes de la misma nacionalidad debemos reconocer que algo importante está ocurriendo en la nueva poesía argentina, cuyos objetivos inmediatos parecerían consistir en la síntesis de lo popular y de lo docto, lo criollo y lo ajeno, lo personal y lo colectivo.

El surrealismo recalcitrante de la escuela de Buenos Aires empieza a tomar conciencia de sus limitaciones, en beneficio de un punto de vista más ecléctico y responsable, integrista ¡Ojo poetas del continente!"

Esas son las palabras de Nicanor Parra sobre la obra, publicadas en los lomos de la edición. De Garcia Robles dice que nació en Buenos Aires en 1933. "Actualmente (1965) trabaja en esta ciudad como maestro de primera enseñanza. Ha escrito novelas, cuentos y teatro. Comenzó a publicar sus trabajos en revistas literarias argentina. Con otros escritores fundó la revista El grillo de papel (que más tarde se convirtió en El escarabajo de oro), donde dirige la sección de poesía."
Historia de una búsquedaNo se ha encontrado más información. En octubre de 2001 en viaje a Buenos Aires fui a buscar datos para dar con el poeta, con sus trabajos, con su biografía. Pero casi en vano. La biblioteca Nacional estaba en Huelga, Buenos Aires colapsado por un momento difícil que mantenía a la gente en la angustia. Una empleada de una sección de la Hemeroteca Nacional que estaba abierta, amablemente accedió a ayudarme a buscar datos sobre el autor; la búsqueda resultaba infructuosa, en vano revisamos el acervo una y otra vez en las pantallas de la Biblioteca, la Hemeroteca y fue entonces como buscando El Grillo de papel encontramos una hoja de una revista donde aparece un poema del poeta. Los 70 era la época de la represión. La época en que todo fue destruído, decía contínuamente. 

En tanto, Mario Lillo me llevó a toda clase de tiendas de libro viejo, descontinuado, único, perdido y usado, pero en vano. Así que volví a México con una copia fotostática de la revista que por cierto después de mis ruegos y poner mi mejor cara de suplica accedieron a hacerme en máquina especial y con sumo cuidado los empleados de la institución y que pueden dañarse como me informaron si son tratados en forma descuidada los documentos históricos. Así mismo buscaron conmigo en sus computadoras. En la red de información encontramos varios artículos de universidades norteamericanas que lo citan entre los antipoetas y algunas traducciones de los poemas El Fosforero y Van Gogh al italiano. 

El poeta argentino Carlos Patiño entrevistado sobre el tema dijo conocerlo pero haber perdido contacto con él 20 años atrás. La búsqueda se fue convirtiendo en una necesidad por saber más de quien con candidez fue escribiendo esas líneas que no son apocalípticas como en el momento de su publicación sino proféticas. 

El propio título de la edición Oid Mortales, a similitud de el Himno Nacional Argentino, sobre el que versa el poema central que relata los problemas de los hombres ante el posible descuido de sus dedos sobre el botón de disparo de las bombas atómicas, nos remite a la crisis de Bahía de Cochinos, sepa lo que pasa a lágrima viva y con malas palabras, a la situación actual argentina; Caminata; Por el dolor y la Patria; Oh, destino el de Borges, y cada verso del proceso del hombre, de sus vidas, denuncia la represión, la dictadura, los secuestros, los asesinatos. 

En 1965 el desgaste del gobierno radical, jaqueado por la falta de respaldo popular, el plan de lucha en su contra de la Coordinadora General de Trabajadores, la presión de la prensa y la aparición de las organizaciones guerrilleras, determinaron el triunfo de la peronista Unión Popular en los reñidos comicios de renovación parlamentaria de 1965. 

El oficialismo obtuvo el segundo puesto, y esta vez, a diferencia de lo que había sucedido en 1962, los resultados no desencadenaron una crisis institucional sino que fueron recibidos y aceptados con naturalidad. Esta vez no se le permitió participar al partido Comunista, al que los militares miraban con desconfianza desde la Revolución Cubana. 

El nuevo gobierno decía: Si nos esforzamos en formar una conciencia nacional, con justo sentido moral, no nos desesperaremos nunca, ni nos agotará cualquier encarnizada adversidad, porque sabemos también las razones fundamentales de porqué luchamos, y desterraremos el temor y será superada cualquier acción psicológica que pretenda desnaturalizar nuestras rectas intenciones. En este obstinado combate para lograr una justa convivencia nacional, no asumimos el poder para dominar nuestro país, sino para servir a su grandeza, no apartándonos jamás de la Constitución y de la ley, asegurando a todos nuestros conciudadanos iguales derechos y responsabilidades. 

Arturo Illia prometió no apartarnos jamás de la constitución y de la ley. Sabemos que las cosas no currieron así. Y antes de acabar igual de tristes que todos los que luchaban por la democracia, leamos a Robles, de quien se irán añadiendo los textos hasta agotarlo y exprimir sus secretos.
Oid, mortales


oid en el verso biselado

las espirales de la confidencia,



oid, carroña pura, hermosos míos,

chiquillos pecadores, 

que lo que está

por írsenos ahora,

en contados segundos

de un momento a otro,

de cabeza 

al légamo primario,



es la mujer niquelada de ternura,

es la bengala

de nuestro hijo en su dadá incipiente,

lo que va a írsenos

es un ligero soplo

sísmico, meteórico,

es aquel sonajero de la madre, 

aquel fetiche paternal querido,

junto a la

fogosa 

rosa,

junto al lumen 

del pájaro astarteo,

junto a la calle con ferreterías,

junto a la solfatara y la calera, 

con el hachero y el pueblo y el maizal



todo se irá de golpe, mis mortales,



todo con performance de satán en la tebaida 

peor que glaciación sin un Sibónido.



¡Maestro lumbramiento, mis chambones!



Hongo astral, asombroso 

según los entendidos en Hiroshima 

y Arizona y el Sahara

ay del pétalo,

ay de la mañana,



sí, boquiabiertas

sí, petulantes

sí, bárbaros tilingos

de tres por cinco, 

televidentes, 

radioescuchas de la united press,

charlatanes ministeriales, 

babeantes bobos del platito de sopa,



pobre el hornero con el pico embarrado todavía,

pobre de la muchacha con su ensueño de minio,

pobre del ciego 

leyendo sus dados inocentes

pobre del paralítico

en su ortopédica esperanza,

pobres de todos nosotros

sucia la lluvia, negra la nube, 

oscura la manzana de la primavera, 

inútil todo el sol, la casta selenita,



triste la parturienta y tristes los paridos,



tristes de todos, para siempre,

lástima del verso

sietecolores,

lástima el augusto stradivarius

maniático de la cumbre, 

qué lástima de Rosseau el aduanero, 

Van Gogh, Picasso, y compañía, 

amargo el vino,

muy amargo el café,

amarguísimo el último tabaco.



Oíd mortales quisicosas,



oíd que ya no habrá sabiduría, 

primate célebre 

por su pulgar opuesto.



No habrá rueda ni pólvora, 

vapor, émbolo, nada,



oídlo, no habrá cinematógrafo 

qué pena la risa de Carlitos, 



no habrá circo ni discos de Caruso,



porque si pasa, 

si el botarate y el cobista 

y los señores del inmenso caduceo

dicen de pronto, imbéciles,



por miedo al monstruo propio, 

al tiranosaurio aerodinámico, 

si le dicen 

de pronto 

al dedo militar

al dedo orate,

¡ATENCIÓN, 

TOQUE, 

APRIETE EL BOTONCITO... 

PÚMBALA¡

Chau pinela de la mañana, 

al infienro el dadá con las vendimias 

y entonces,

y entonces, 

y entonces,



OÍD, MORTALES, 

NO MÁS STARS AND STRIPES

FOREVER, 

NO MÁS BEKE, 

NO MAS SHALL BE, 

NO MÁS MAYFAR NI WALL STREET

NO MÁS PETRÓLEO NI URANIO 

PARA NADIE

NI UNA MIGA, 

NI UNA SONRISA,

NI UNA LÁGRIMA, 

NI UNA PALABRA, 

NI UN CENTÍMETRO 

DE HOMBRE NI ARGANTONIOS

NOMÁS NADA, OÍD, escuchad antes

el verdadero, el sagrado,

antes que la noche del planeta

empedernido,

¡OÍD, MORTALES, OÍD¡

 

 

Etiquetas: oidmortalesvictoreduardogarciaroblesargentinapoeta

31/01/2008 18:35. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Goda

Para Lugonés el que nace sensible ha nacido herido. Es quizá así como ha vivido Eugenia Martínez Campos, autora del libro "La Verdad del Amor", editado por segunda vez en 1980... 

por: Livia Díaz

Les dicen "Malagueños" Porque su padre era de Málaga, España. Como muchos otros vivió en México expatriado a raíz de la Guerra Civil Española. Radicaban en Papantla de Olarte, son siete hijos, una poeta. Poeta de mil facetas que vive en la soledad y exige afecto. La güera Martínez, le dicen algunos, "Goda" es el sobrenombre cariñoso que su padre le puso. "Desde que abrí los ojos comencé a verlo todo. No soy como otras personas, recuerdo cada instante de mi vida desde que vi la luz." De los seres excepcionales en el mundo, quizá los poetas y las poetas son considerados por la mayoría por ser seres sensibles, sabios y atormentados.

Para Lugones el que nace sensible ha nacido herido. Es quizá así como ha vivido Eugenia Martínez Campos, autora del libro "La Verdad del Amor", editado en 1980 con sus recursos y del que aún se pueden conseguir ejemplares en la papelería "Mirth"de la colonia Tajín. Ahí fui a encontrar esta sorpresa de las muchas que oculta Poza Rica, región llena de poetas ignorados y olvidados. De creadores que como Eugenia viven el placer de derramarse en letras día a día sin cesar. Ahora escribe en cualquier trozo de papel, lejos quedaron los años en los que se sentaba sobre una pequeña máquina a hacer poemas y artículos de opinión que publicaba en un diario local, recitales, fiestas.

No solo ha vivido en las letras, como administradora de empresas emprendió varios negocios, principalmente la venta de zapato. "Todo lo digo en poemas" dice, y es verdad, leyendola uno puede conocer sus amores y desamores, protestas y desventuras, deseos y sueños en lo que llamó " Literatura de la Universidad del Corazón". Se dirige a sus lectores en forma directa, desea que el diálogo "con el pueblo sea fluído y por eso escribió en lenguaje sencillo cada texto publicado". Dice que ha estudiado en forma autodidacta muchos temas.

El conocimiento es una de sus pasiones, se introdujo en las ciencias exactas y puras como la Geología, Astronomía, Geofísica, Electricidad, Ecología entre otras, "Creo que en las ciencias que tengo poco conocimiento es la medicina". Además en los deportes "todas las personas deben hacer un deporte no estar ahí sentados" fue practicante de lucha grecoromana, karate, sotf ball y beis ball, tambien viajó con sus poemas por el bajío. Se estima triunfadora en la vida, no tiene sueños incumplidos, y ansía pronto irse a vivir cerca de su hijo, al norte del país.


"La verdad del amor" de 1980 es la segunda edición del mismo libro editado en 1970 que se publicó el año en que se recibió como aministradora de empresas y se agotó. "Todo es una vida porque no puedes escribir cosas que no sientes", "la poesía no la escribo yo, me la dicta la mente", comenta mientras se afana en explicar que todo lo dice en poemas:
"En este trozo de papel donde encierra todo sentimiento humano donde abarca toda una vida de una mujer soñadora y sensible a la pasión abraza toda una vida en este pequeño prólogo de la iniciación de poemas y prosa al alivio de un alma errante que quiso asumirse a una vida literaria para poder dedicar correctamente el sentimiento romántico. Tuve hambre de tiempo para lograr lo deseado, tuve sed de inspiración en un amor para aliviar el espíritu Poeta que nace muy profundo de mis sentimiento.

Cansada muy cansada porque mi espíritu poético siempre me abandonó para rondar y rondar bajo el velo oscuro, despierta rondaba y dormida vagaba, poemas que no dejan clara la dualidad espiritual del alma". Prólogo de la edición que verbaliza la profundidad de pensamiento y reflexión.

Entrevistada en su domicilio, Goda mencionó "Algunas veces he querido matarme, pero luego veo que en realidad ese pensamiento no me pertenece. ¿Te has dado cuenta que mucho de lo que hacemos viene en la sangre, es congénito? Yo pienso que todo eso forma parte de mi y debo de cuidarme. Por eso comencé a estudiar en la religión. Pertenezco a una congregación donde he ido aprendiendo mucho. Mis padres eran ambos de religiones distintas y por eso yo tuve mucha confusión." Su cara blanca y larga anuncia el paso de los años pero se le ve más jóven que los 72 que está por cumplir. Me la encontré descansando en casa una tarde lluviosa y fría, algo resfriada, esperando la transmisión de "dos partido de beisbol que deseo ver".


Me miró un poco sorprendida cuando toqué su puerta. Luego me preguntó que quiero, quien soy y pidió una identificación para reconocerme, tras lo cual me invitó a pasar a su casa. Una casa amplia de una planta donde la elegancia y buen gusto contrasta con el deterioro del tiempo. La Poeta se encuentra incapacitada hace más de un año y se queja de que no puede trabajar desde que se lesionó el hombro izquierdo "que se le cayó". "Como muchas manzanas, unos cinco kilos por semana. Tengo mi dieta, mi gasto más elevado es el de la leche que debo consumir descremada." Vive de su pensión y alguna renta. La ironía de su diálogo es rica en metáforas, confesiones, recuerdos, como el de algunos días que se hacía la llorona con su pareja para que la atienda "bonito". "El día de mi cumpleaños es en navidad y ese día no tengo regalos sino que doy regalos, hasta que fui y le lloré a mi amor y le dije no voy a tener cumpleaños y el, muy cariñoso me trajo un pastel".


Escribió muchas cartas, artículos y poemas en protesta. En variados temas como la contaminación, y la discriminación de la mujer. La primera parte del libro censura la actitud de los hombres contra mujeres que no pueden concebir hijos, la mujer oprimida por leyes hechas por los hombres, los infieles a su pareja, los niños y mujeres abandonadas y los que aspiran a mejorar la especie y el control de la natalidad dedicado a controlar a la mujer y la búsqueda de mejorar la raza "para lograr hijos de raza pura".


"Malvado aquel que juzga a aquella mujer que la naturaleza, olvidándose que esa mujer le negó la maternidad. Por suerte o por desgracia tiene que ser así; mucho me pregunto: ¿Que si esa es la razón? La mujer debe de ser abandonada a su suerte sin tener derecho a formar un hogar, pagar una cadena perpetua o como los cuentos de hadas ¿Quemarlas en leña verde?"


Eugenia nos dice que en su libro no pretende "contagiarte de tristeza que la vida nos embarga en ciertos momentos, sino contagiarte del gran valor que tiene el amor y ser feliz, para mi y para todo el mundo. El amor es una causa maravillosa, el esplendor de lo bello, un quimérico ensueño descifrado en poemas."

.-.

31/01/2008 18:33. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Ariosto Uriel

por: Livia Díaz

El es común "que no corriente" dijo el maestro rural, "soy normal", y sí que lo es de pies a cabeza, trabajador, asalariado y feliz. "Escribo porque la palabra expresa sentimientos, pensamientos, acciones y permite la comunicación con otras personas que leen, la palabra permite moverles a las personas recuerdos".

Asi se expresa el joven maestro Ariosto Uriel, originario de Papantla quien trabaja como maestro de educación primaria en la comunidad Gildardo Muñoz. Sale temprano de casa rumbo a la escuela Enrique C. Rebsamen y cada día, a cualquier hora escribe. "Antes solía escribir en la noche ahora cada vez es más fácil".

Lleva casi una década colaborando con el suplemento cultural de la Opinión. "El cómo comencé a escribir es toda una historia porque comencé muy niño a hacer poemas pero me faltó motivación y lo dejé" quedó latente porque lo retomé años más tarde dijo, "seguí ya en preparatoria y formalmente a los 20 años". 

"Poco a poco me animé a mandarlos al periódico" y de los 90 a la fecha comenzó un trabajo más insistente. Mandó y publicó poemas en la revista "Entorno Magisterial" de la Secretaría de Educación y Cultura (SEC). Ha recibido varios premios. "Lamentablemente tenemos que ganar un concurso para llamar la atención de la gente" dice, en tanto narra como fue mandando sus cuentos y poemas "que ya no me gustaban". "Ni sabía que había pensado cuando los hice" y fue ganando premios para su propia sorpresa. 

Ha sido galardonado dos años consecutivos con el primer lugar en el concurso de cuento de "Todos Santos" que realiza Editorial Gibb; y en los "Juegos Florales" con poemas dedicados a Papantla de Olarte este año recibió el primer lugar con el poema "Flor resplandeciente" y el año anterior el segundo lugar del mismo concurso con el poema "Totonacapan".

Para su poesía no tiene tema particular aunque sobresale la búsqueda del hombre y su visión del mundo en el orígen de los poemas, de dónde viene la creación poética, la palabra y el amor y desamor. "Comencé por dos situaciones: una mujer y a la vez expresar por necesidad todo lo que guarda el ser humano ya sean alegrías o tristezas". "Unas veces elijo un tema y lo desarrollo y otras, fluye solo".

Ariosto es moreno, delgado y usa anteojos pequeños. El cabello negro bajaba sobre su cara en la entrevista realizada este nueve de noviembre en la explanada del parque Juárez donde expuso un poema en forma de rompecabezas "ármelo como Usted quiera" decía la leyenda y otro, que yacía en el piso cuyos versos estaban montados en flechas de cartulina blanca, una por cada verso indicaban el camino al centro de la escena en la muestra colectiva de poética visual. "Esta idea la tomé del maestro Octavio Paz del que soy asiduo lector" y es que "lo que más me gustó es contactar con la gente que escribe, conocerla y verla". "Pienso que lo relevante de estas muestras es que la gente se acerque". 

También gusta de leer a Juan Rulfo, José Emilio Pacheco y Jaime Sabines . Entre sus planes se encuentra el de "darle forma a un libro de cuentos o poemas y enviarlos a un concurso".



Etiquetas: poeta

31/01/2008 18:24. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

LA DERROTA DE LO AMADO

Livia Díaz.

 

Un paso en falso y dos de acero facilita el poeta. Como aquella canción que decía “un paso pa’delante y doscientos para atrás… ¿Quieren su inquisición? Ja, ja, ja, ja, ja já... Vendrá Pancho Membrillo y los azotará.” Así la cultura. A manos de Pancho Membrillo viene cargado las calles, y ocupando las plazas de la necesidad humana de claridad y de luz.

 

El poeta llega abatido del alma y abatiendo entrevistas con el látigo, rechazando roces sociales y encuestas; enlunado quitándole las máscaras, a los que asisten a los simulacros y a la indiferencia. Aunque le ponga de frente contra las falsedades, y aunque le toque la puerta de las ambiciones.

 

Enrique Quiroz[1] en una leyenda - porque me consta- se habla de “él poeta de Veracruz” en los Encuentros Internacionales de Escritores. Conocido o desconocido. De personalidad recia, tez gruesa y morena, ¿quién es? Año tras año labró en esas personas, y dejó buenos recuerdos. ¿Qué hace?

 

Poeta para el que no basta “el recuerdo de ella”, ni de su verso ni de las cofradías ni de los desencantos. Vive del “desenlace, estatificando la imagen de la musa.” ¿Qué quiere? dijo en entrevista exclusiva: “Inmortalizar a manera de homenaje la derrota de lo amado.”

 

Una musa para Van Gogh. Erato, reproducida más allá del simple verso romántico, en instantes canto nostálgico. Es borbollón, cuando acude en brote de recuerdos. Río que emana de la herida… El regalo desde el exilio de su cuerpo. Una musa/ Ex convicta y lejana/ como antiguas aves/ merodeando recuerdos.

 

P -¿Cómo ves?

R - “Erotismo y tragedia están presentes en mis poemas. Pero el desamor ocupa un lugar dentro de mi obra poética de vida. “Una musa para Van Gogh” porque determinó mi manera de amar lo prohibido -y estarlo a la vez.”

 

P -¿Prohibido?

R - “Es una de las maneras más delirantes de vivir. Como lo que vivió Pellicer y su gran amor.”

 

P - ¿Inevitable?

R - “En mi caso son las dos situaciones que se revierten como un puñal en mí pecho. Nada puedo hacer. Nada puedo erigir a mi favor. Excepto mis poemas a ella. Como una bandada/ de peces amarillos... en el poniente.”

 

Saca de su morral otros poemas. Saca de su bolsillo un pañuelo y se seca el sudor, saca de su camisa un lápiz y lo arrastra. Solicité -entre otras personas- apoyo al gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán. Es que quiero obtener una beca para desarrollar mi trabajo literario de una manera tranquila. Mi situación actual es difícil. No tengo un empleo profesional. Es muy difícil sobrevivir como poeta...”

 

P. ¿Por qué?

R. “Acayucan es una región bella. Desbordantemente bella. Auroralmente bella, pero tristemente olvidada en el quehacer artístico-cultural.”

 

P. ¿En todos los casos?

R. “He dejado dormir el sueño de los justos mi novela Los espejos de Medusa porque no tengo el tiempo para limpiarla –gramaticalmente hablando- eso me frustra. Me exaspera. Hay tantas cosas que como poeta quieres hacer… Pero que la realidad de tu vida laboral te dicta otras necesidades. Tienes que cumplir para poder subsistir en este mundo.”

 

P. ¿No se puede de otro modo?

R. “El Programa de Estimulo a la Creación y al Desarrollo Artístico del Estado de Veracruz en su XII emisión, aprobó el proyecto poético Armar el fuego de la voz, que es un poemario formado por dos poemarios más: Vertebrario de los ocasos y Huir del Alba. Cada uno de ellos tendrá 20 poemas, reunidos los tres nos dan un total de 60 poemas.” Una vez que termine Armar el fuego de la voz, lo propondré a la Universidad Veracruzana o al IVEC, para que sea publicado; de no ser aprobada la publicación por cualquiera de estas dos Instituciones, tendré que buscar otras alternativas para que está obra no se apolille en el intento de ver la luz en forma de libro.

 

P. ¿Con qué temática?

R. “La muerte. Pero no la muerte física, sino la espiritual. La muerte de la memoria. El más letal de los ocasos es el olvido. Armar el fuego de la voz, no es una pretensión a la extensión o emulación de la poesía de otros poetas, pretende ser una obra de vida, que irrumpa en el horror de la muerte sin darle tiempo de conclusiones, u otro destino que no sea el de la belleza del horror, y el de la perpetuidad del recuerdo en la memoria de lo ido o viceversa.

 

El tren desdentado, Toque de queda para la luna, Ciudad de solos, Cuerpos, 50 poeminimos, Edad de piedra y circunstancia para el olvido, Ciudad en que no existo, Una musa para Van Gogh, La herrumbre de los espejos, El escarabajo roto, Los espejos de Medusa (narrativa), Una canción para Sofía (narrativa), son las obras inéditas de Quiroz.

 

Cada uno de esos libros –dijo- tiene una temática diferente. El tren desdentado, es un poemario que rememora los tiempos de adolescente, la mirada al recuerdo de lo ido, la vastedad de la muerte que a veces nos invoca como si fuéramos el hijo predilecto de la desdicha… “Hubiera querido mirar/ una sonrisa en tu rostro/ una lágrima/ un gesto de fastidio/ o un simple llanto/ Hubiera querido abrazarte/ y que revolotearas en mis manos/ como un pez estrepitoso/ como un latido de mi corazón.”

 

En Cuerpos, la temática da un giro vertiginoso al erotismo desenfadado, voraz, intocable, hacedor de lagrimales salvajes desbordando los caudales formales del beso… “Amamos cuerpos/ Campos de batalla/ Donde se oficia/ el ritual de los dioses/ Amamos muslos/ Piel Rostros/ Caudal de río que se desborda/ de los cuerpos.”

 

LA TRAGEDIA DEL HOMBRE COMIENZA CUANDO EMPIEZA A SER OLVIDADO.

 

La noche enciende sus raíces/ Alguien canta lejano y monótono/ Llueve ¿Quién soy después de la lluvia?/ ¿Quién soy después de mirarme/ antiguo y herrumbrado detrás de los armarios?/ ¿Quién soy ya vacío y convulso/ como un cielo tristísimo y nublado?/ ¿Quién soy amor… después de la lluvia?Fragmento del Escarabajo roto.

 

P. ¿Erotismo, tragedia y desamor presentes en estos poemas?

R. “Y La vida. Los avatares menesterosos. El silencio de los ríos que van a parar a los ocasos. Lo que amo y siempre estoy mirando desde alguna parte. La soledad de la mujer que en la memoria no necesita más -sólo ser contemplada desde el pretérito salvaje del poeta.”

 

P. ¿La poesía como un destino?

R. “Aún siendo un niño comprendí que mi vida estaba destinada a la poesía. Fui un adolescente callado, solitario, dispuesto a pasar parte del día escolar escribiendo versos. Mis días de estudiante de secundaria, fueron bajo la sombra de árboles de mango... Papel y pluma en mano daba rienda suelta a la imaginación, mientras mis compañeros jugaban fútbol. A los 16 años. Mi vida, es la poesía, porque la poesía misma es vida.”

 

P. ¿El poeta nace?

R. “Creo que el poeta nace, sin embargo, es necesario ser conducido al camino de las letras por alguien más. Aprender lo que es necesario aprender para abrirse paso en esta sociedad alejada y poco sensible al quehacer del escritor. Considero que he sido afortunado -a pesar del constante navegar contracorriente,- mi situación –y conste que no soy partidario del martirologio- es difícil. Imagínate a este poeta y pedagogo sobreviviendo de la manera más burda y grosera, con tal de llevar el sustento diario a su hogar. Es –créeme- lamentable y terrible, algún día la historia lo recordará.”

 

P. ¿Y qué puede aportar a la comunidad el poeta?

R. “El poeta es el escultor de su tiempo, en él los hechos históricos, culturales, educativos y sociales quedan para la posteridad. La aportación del poeta es su obra misma, en la obra del poeta va implícito lo antes citado. El poeta es el vocero de la historia, en ese sentido la poesía es la perpetuidad de su tiempo. Imagínate, los libros de Español sin poetas, sin cuentistas, sin novelistas, sin dramaturgos. ¿Qué le contarían los maestros a los niños sobre esa asignatura si los poetas no existieran?”

 

P.- ¿Con qué recursos cuenta actualmente el poeta para transmitir a otros, los productos finales de su oficio?

R. “En estos tiempos son muchas las tribunas en que el poeta puede hacer acto de presencia con su obra: Espacios culturales en algún periódico, en la radio, el Internet, pero no percibes un sólo peso de esas colaboraciones, porque nuestra sociedad no está diseñada para los poetas.”

 

¡En qué ciudad inútil vierto mi desconsuelo!/ ¡En qué ciudad perversa deambula mi palabra!/ Y mis lágrimas/ Y mi sombra/ Y mis arterias desangrándose/ En qué ciudad yacerá mi nombre/ Herido y lapidado/ como una tarántula insurrecta/ Roído y echado al festín de los idiotas/ Sucio y garabateado por los beatos/ Melancólico en la hoguera de los estúpidos/ Fosforescente y libre/ Brillante como un pez que salta al sol. Fragmento de Certidumbre o viceversa.

 

 

P. ¿Crees mejoría de incentivarse y fomentarse la lectura y la iniciación artística?

R. “Sensibiliza al ser humano. Cumple una labor muy importante en estos tiempos donde el respeto y los valores están devaluados. El Arte no debe de ser elitista, que mejor que llegue a las escuelas a través de Talleres de lectura, canto, poesía, pintura, guitarra, danza, oratoria... –el poeta calla y prosigue- los padres tenemos esa responsabilidad, debemos colaborar con los maestros apoyando a nuestros hijos en sus tareas, fomentando la lectura y valores que los lleven a ser hombres y mujeres de bien para beneficio de nuestra sociedad.”

 

[1] - Premio nacional de poesía 2000 Tuxtepec, Oaxaca. Premio regional de poesía 2002 Coatzacoalcos, Ver.; Becario del IVEC-CONACULTA Emisión 2006.
Obras publicadas: “A la sombra de un te quiero”, Editorial Máscaras del manglar. 1994, “Sangre de jaguar” Editorial, La oveja negra. 2004; “Cristina y otras nostalgias”, Editorial Conaculta. 2000; “Cuerpos”, Editorial, La oveja negra 2005; “Después del olvido” Editorial, El taller del poeta, Pontevedra, España.

Etiquetas: enriquequiroz

31/01/2008 18:19. Autor: Livia Díaz#. Tema: Hay 1 comentario.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris