Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Omnipoesía

Publicado: 21/12/2014 20:52 por Livia Díaz en Artículos

MANIFIESTO OMNIPOESIA

La Taxonomía Poiética Correcta: Omni-Poesía (Poesía Estándar más Auto-Poesía más Poesía Pura) (Poesía Lineal más Poesía Paralela más Poesía Abstracta) (Poesía Horizontal más Poesía Vertical más Poesía Oblicua) (Lenguaje Estándar más Auto-Lenguaje más Lenguaje Puro: Omni-Lenguaje)
 
Por: Orlando Alcántara Fernández (Cristorly).
 
Poiesis es Creación, en griego. Es un concepto abarcador que se expresa concretamente como Omni-Poesía cuando arropa todo el espectro creativo, ya sea en lo literario, en las Artes Plásticas, en las Artes Sonoras, en el Séptimo Arte, en las Bellas Artes en sentido general. Hay tres tipos de lenguajes científicamente hablando, a saber, el lenguaje estándar, el auto-lenguaje y el lenguaje puro. El lenguaje estándar todos los conocemos. Sencillamente es el lenguaje dirigido a un espectador cualquiera fuera del texto. El auto-lenguaje se refiere al lenguaje que va dirigido al mismo lenguaje, es decir, es el lenguaje dirigido al interior del mismo texto que va hilvanando, que va tejiendo. De ahí que es auto-lenguaje, o lenguaje del lenguaje. El lenguaje puro se trata del lenguaje dirigido a un especialista del lenguaje, a saber, a un intérprete que está al mismo nivel o a un nivel superior del tejedor del texto. Siendo así, el lenguaje puro es el lenguaje dirigido a creadores del lenguaje. Su objeto es un creador de la misma categoría que el creador fáctico del texto de marras y por eso es lenguaje para creadores de lenguajes. El lenguaje estándar es lineal u horizontal, pues va desde el texto al descifrador del texto de modo directo, sin ninguna acrobacia textual. El auto-lenguaje es paralelo o vertical, pues va desde el texto al descifrador tomando como referencia el mismo texto de modo auto-consciente, auto-reflexivo, auto-cognitivo. El lenguaje puro es abstracto u oblicuo, pues va desde el texto al descifrador especializado tomando como referencia la especialización del descifrador, de la cual depende la interpretación y la novedad de ese lenguaje puro. Si el descifrador no es especializado, entonces no se produce el milagro de atrapar la polivalencia verbal, gestual o sonora del lenguaje puro. De todo esto vemos que la Omni-Poesía es la sumatoria de la Poesía Estándar, la Auto-Poesía y la Poesía Pura. Sumando estos elementos, tenemos la taxonomía correcta de la Poiesis, lo cual nos da como resultado que ante todo debemos ser Omni-Poetas si queremos ser Poietas Completos. Cualquier taxonomía diferente es deficitaria y no responde a todas las interrogantes concretas que se desprenden del hecho fáctico de que existe Lenguaje Estándar, Auto-Lenguaje y Lenguaje Puro. Para que quede claro todo lo que aseveramos con auténtico espíritu taxonómico en busca de la verdad, sin mediatizar nuestras afirmaciones por intereses espurios, noten que el mundo de las Artes Plásticas nos dan un buen ejemplo diferenciador de lo que es la Omini-Poesía, a saber, la figuración sería la Poesía Estándar, el abstractismo la Auto-Poesía, y el automatismo la Poesía Pura. Cuando un artista plástico como Francisco Tiburcio Corporán produce lienzos figurativos-abstractos-automáticos al mismo tiempo y en una tela en particular, entonces estamos en presencia de un acto Omni-poético por excelencia, verdaderamente cabal. Si sólo se da con una o dos dimensiones de la Omni-Poesía, entonces se distingue y se particulariza ese arte como Poesía Estándar, o Auto-Poesía, o Poesía Pura, pero no como Omni-Poesía. Para que se produzca el hecho Omni-poético se tienen que dar esos tres momentos creativos en un solo acto, de un solo zarpazo. Otro modo de ver la Omni-Poesía es con los pronombres personales. La Poesía Estándar es la Poesía del Yo, la Auto-Poesía es la Poesía del Él, y la Poesía Pura es la Poesía del Tú. De ese modo, la Omni-Poesía es la Poesía del Nosotros. La Poesía Estándar va dirigida siempre al Yo, y surge desde el Yo en todo momento. La Auto-Poesía va dirigida al Él, al otro, y resulta en alteridad, en otredad, y se escribe, por lo tanto, desde el Él, asumiendo que Él va a atrapar el mensaje dirigido a Él como Otro, como cómplice del juego de la alteridad. La Poesía Pura se remonta desde el Tú, es como el Jazz, que es la música de los músicos, así la Poesía Pura es la Poesía de los Poetas, del Tú, del Tú especializado que me lees y me entiendes a pesar de todo el esoterismo verbal disperso en el automatismo del texto. La Omni-Poesía es la Poesía Total, Global, Abarcante, que juega con el Yo, con el Tú, y con el Él. Juega con todos. Es cómplice, amanuense y albacea. Es taumaturgia de pies a cabeza. La Omni-Poesía es la Poesía a carta cabal, la auténtica Poiesis a secas. Si alguien quiere ser completo en el mundo de las Bellas Artes, entonces tiene que dominar la Omni-poesía. Nada más, nada menos. El Omni-Poeta es el verdadero dueño de la Poiesis. Y no acepta regateos. O todo, o nada. La Omni-oesía es la Poiesis del Presente. ¡Amén!
22/02/2008 03:41. Autor: Livia Díaz#. Tema: No hay comentarios. Comentar.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris