Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Del siglo 19 al 21

Publicado: 20/11/2014 11:13 por Livia Díaz en Artículos

Pablo González 1913

Mi bisabuelo Jo Díaz (José Díaz Ortiz), esposo de Guadalupe Villela, anduvo en la bola con Pablo González.

El abuelo real y el efímero sigue en mi cabeza como algunos otros antepasados que no conocí, como fantasmas o alegorías.

Es que, por tantos secretos, no se si fueron realidad o ficción, pero heredamos sus valores: revolucionarios, republicanos, eclécticos.

LA REVOLUCIÓN DE 1910

El bisabuelo, periodista y poeta nacido en Oaxaca, escribió de Ébano que iba para el Distrito Federal a bordo de una mula, y se preguntaba si un animal iba a ser capaz de aguantar su "inmensa humanidad."

Pudimos investigar que él era reportero y que dirigió un periódico carrancista que se llamó "El Constitucionalista".

Dicen que Jo Díaz era jefe de prensa del general González.

Lo que leí lo escribió con la mano, con manuscrita, con tinta azul. Un texto que describe la noche atravesando la huasteca veracruzana. Una noche estrellada y había llovido. En un paisaje oscuro azulado y lleno de metáforas y de sarcasmos, y que me llevó a deducir que por eso usó el seudónimo de "Jo Díaz", por alusión a joder.

Presumo que tenía un buen humor y que se reía de sí mismo.

Para tener su rastro se buscaron  escritos en los ejemplares de El Constitucionalista, pero la información hallada casi en su totalidad es económica.

El bisabuelo Jo Díaz murió en su casa de viejo, según las abuelas y las tías.

Aunque no sé mucho del por qué sus hijos, el abuelo Jorge Díaz Ortiz y sus hermanas La nena y Conchita vivieron con otra familia. Su rastro se me pierde entrando en el siglo 20.

Sé que por un señor de Oaxaca que quiso mucho al abuelo, se recompuso el apellido. Entonces me pregunto si el apellido del bisabuelo es el que me dicen que tenía.

Pero cuando pregunto es cuando todo se vuelve camote, o sea que aunque me lo explican no me lo explican.

Lo cierto es que el abuelo Jorge creó nuestro apellido y lo hizo compuesto -y supongo que- para que no se perdiera su ascendencia, así que la cuarta generación, heredamos el Díaz Ortiz de nuestro bisabuelo.

El bisabuelo padre del padre de mi padre, participó en varios combates.

Mi padre tiene una hermana que cruzó el Atlántico y formó otra familia en Rusia.

Pero esa es otra historia.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris