Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Mi cuento...

20081017221454-tres-estrellas.jpg

 

Livia Díaz

¡Dios le perdone! - Exclaman aquí reunidos cientos de parroquianos. Lo primero que recuerda, es el conjunto de personas en torno a él. Hombro con hombro, como el humo que adopta colores diferentes, y se eleva sobre la oscuridad, llenándolo todo…

“Por pendejo”, “él fue”, “si, él iba conduciendo tranquilamente y chocó”, “por pendejo”, "lo juzgan por pendejo”, “por provocar su muerte.” – Seguía diciendo la gente. Lo juzgan y le reclaman por ser tonto, por perder su vida.

Tantoyuca, 11 de octubre de 2008.

 

17/10/2008 15:17. Livia Díaz #.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris