Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Soñando creando

20080331051422-escriba.jpg

por: Livia Díaz

“Soñando creando.- Edición especial de aniversario es una publicación del Consejo Editorial de la Juventud Popular, con el apoyo de la Unión de Bachilleres y las Organizaciones Unidas por el cambio” que salió de la fotocopiadora el mes de mayo de 1999. La “Expresión libre del alma” un espacio para el sentimiento acompañó a “Anacleto y sus Montones” por este mundo agitado y marcado por la rapidez de la vida”. Miguel Ángel Ramírez Bustos, joven escritor y creador independiente imaginó y realizó esta edición, en su “primero y segundo sueño” cada año de los últimos para editar sus versos y sus cuentos, su propuesta de revista literaria, sus sueños y sus cartas.

Uno no se propone demostrar nada cuando escribe, decía el maestro Augusto Monterroso. “Pienso que escribir es compartir esto es lo que yo vi de las cosas, no lo que pasó. Tengo una forma de decirlo”. Un “eventazo” un instante que encierra todo un universo. “sin embargo si no tiene intención es dificil qie nos diga algo” añade Miguel Angel. “Lotería lotería, sin la unión de tus cartas sería literato solo y triste. Ahora creación ya te fuiste pero dejaste una princesa mariposa”.

El primero escritor guatemalteco, el segundo pozarricense, ambos encaminados hacia el mismo camino abundando en el cuento, el relato, la intriga de la palabra que retrata y pinta las historias que el escritor vive. Por accidente se encontró la literatura y sigue tratando de explicarse porqué escribe. Miguel Angel, estudia para maestro de educación primaria; va y viene de Tuxpam y no escatima sacrificios para lograr cada meta que se propone. En él uno descubre un ser fuerte encerrado en un cuerpo sencillo que aparenta pasar por un lado con la mirada penetrando el paisaje y guardando en su silencio sus secretos.

Jugué mucho e imaginé, “por culpa de García Márquez”, leer el otoño del patriarca, fue una revelación que me abrió las puertas a otros mundos de imágenes en las que se sucedían con la palabra las historias. En 1999 con unos 18 años Miguel Angel se inició en las letras en el Taller de Creación Literaria de Noemí Arroyo que impartía la Casa de Cultura, “Ahí fue donde dije: No estoy loco”, a pesar de estar en un grupo donde no había otros jóvenes y se sentia extraño continuó y fue a encontrar lo que García Marquez dice “el encuentro del escritor con el tema, o Picasso que dice que si existe pero debe encontrarte trabajando”.

La entrevista trascurrió pausada de emociones encontradas, e intercabios de información, este jóven maestro que no sobrepasa los 23 años, conoce autores, cita, rememora, evoca, sacude y analiza sus impresiones y coincidencias, debo decir que admiro a este jóven escritor del que no debe ser olvidado su nombre ni su trayectoria pues sostengo abiertamente que tiene un porvenir fecundo e intenso en la literatura y cualquier empresa que emprenda. Lela en la sensatez y la dureza una dedicación que pocos aplican a sus simple palabra.

“La Asociación “Soñar no cuesta nada” tiene el honor de entregar este reconocimiento de felicitación a la Asociación Soñando creando”. Dice en la revista donde se cita a Germán Dehesa “sin la libretad de palabra... no hay libertad posible”. El facsimilar, retrata aspiraciones, encuentros, recuentos, celebra la creación literaria y la palabra de Bustos y su mundo literario, de Bustos y su creación escrita, de sus personajes y sus posibilidades. Entrevistado dice que para “muchos el escritor nace o se hace, yo comencé con el clásico concepto de que el escritor es pura inspiración, y la inspiración el númen y no es escuchar la voz interior”. Lo que me recuerda a Borges que dice que “el escritor debe ser fiel a sus fantasmas y no buscar un tema porque si lo busca se convertiría en político”. De orígen campesino y nieto de un abuelo cuentero (quién no lo tiene...) recuerda esas tardes clásicas de convivio familiar cuando se escuchaba la palabra “hey Lucas, cuéntame algo”. Su papá anduvo de trovador, música y lectura por los campos y se recuerda a si mismo sobre la naranja cortada, sentado sobre toneladas de fruta en el trailer “de donde se distingue todo muy bien”.

“Escribir es trascender porque ahí se queda plasmado y leer es traspasar” afirma el escritor.

En la casa había pocos libros “pero había”. “No concibo la escritura sin la lectura”.

Vivo de dos formas, tengo dos vidas una en la que hay que sobrevivir y la literatura donde descubrí que no se sobrevive, se vive. He encontrado mi forma de ser y de hacer, no estoy en vano independientemente de crear y descubrir “como la teoría platónica con que las cosas ya están y recordamos, encontramos o descubrimos... pero lo importante no es como son las cosas sino como las quiero ver”.

Tal como el profesor Ulises Montes y otros tantos, comenzó a escribir después de las inundaciones de octubre “Era un mundote que tenia que nombrarlod e alguna manera” “quería escribir algo que recordara la situación formal de los hechos”. Esta primera experiencia me dejo reescribir, corregir, tachar, pulir y encontrarlo básico y por eso me gusta más escribir y cada vez voy siendo más claro al redactarme”. La mayoría comienza por el final, piensa el final y hace una regresión.

Así ganó con sus cuentos el premio estatal de nivel bachillerato de la Dirección general de Educación media y Superior en el año dos mil con el cuento “Fíjese Don Ciriaco”; el primer lugar del concurso de cuento juvenil de “Todos Santos” en Editorial Gibb 2001 y obtuvo mención honorífica en el año 2002. Cuentos y relatos, historias y retratos que se han visto enriquecidos con el tiempo.

31/01/2008 18:40. Livia Díaz #.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris