Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Migración y poca productividad Otomí

20080201005101-preven.jpg-Otomí gran parte de la población indígena en la zona conurbada

Livia Díaz 

Poza Rica, Ver.- La sierra Otomí enclavada en el Totonacapan y la Huasteca no ha evolucionado ni ha sido reconocida como pueblo, y sus posibilidades de evolución productiva son las mismas de hace un siglo.

 Para mejorar la calidad de vida de estos pueblos indígenas ha de adaptarse una visión humanística, que ha de comenzar con el reconocimiento de su existencia “La reformación de una identidad sierra ñhañhú, y el desarrollo de una voz sierra ñhañhú en la política del estado, nación, y mundo.”

 Tal escribió en su estudio “Historia y Etnografía de los otomíes de la sierra” el doctor James W. Dow, en el año 2002, expuesta en conferencia impartida por el científico en el Centro de Investigaciones y Estudios de Antropología Social (CIESAS), cuando dio a conocer sus estudios a los otomí de la sierra o ñhañhú asentados en Hidalgo, Veracruz y Puebla.

 El doctor en antropología realizó en esta región su Tesis Doctoral en religión y economía; años después chamanismo; protestantismo y simbolismo, ha dicho que en 2002 habían unos 49 mil 300 habitantes mayores de 5 años.

 Las poblaciones más importantes en Veracruz son Benito Juárez, Coatzintla, Coyutla, Chicontepec, Huayacocotla, Ixhuatlán de Madero, Temapache, Texcatepec, Tihuatlán, Tlachichilco, y Zacualpan. En Hidalgo, son Acaxochitlan, Huehuetla, San Bartolo Tutotepec, Tenango de Doria, y Tulancingo; y en Puebla, Francisco Z. Mena, Pahuatlán, Pantepec, Tlacuilotepec, y Tlaxco.

 Estas poblaciones en las que la economía de autosuficiencia es la base del sostén de la familia, dependen por completo del clima en donde la milpa esté situada. Suponiendo que tengan disponibilidad de semillas y riego, en las zonas más calientes, hay dos cosechas de maíz cada año.

 La siembra tiene lugar en diciembre y mayo y la cosecha, en mayo y noviembre. En las zonas más frías, hay solamente una siembra en febrero seguida por la cosecha en octubre. La idea indígena es que una milpa se debe sembrar solamente con las mejores semillas de la cosecha anterior de la misma milpa, o de una milpa cercana.

 El nahua, otomí o ñhañhú, dice que “cada tierra tiene su propia semilla”, así que, en realidad, los cultivadores han desarrollado diferentes linajes de maíz para cada micro-clima y tipo de suelo.

 Del punto de vista capitalista, esta economía no tiene sentido porque no produce un exceso de bienes, pero desde el punto de vista energético es espectacular, destacó. Ella es sostenible y requiere solamente la inversión energética de hombres y animales; pero su fracaso principal es que ha permitido un crecimiento de la población humana hasta un punto insoportable.

 Los patrones de asentimiento de pueblos y rancherías - dice James W. Dow -no tienen planes regulares cuadrangulares como pueblos españoles. Milpas y casas están mezcladas. La gente construye sus casas sobre su propio terreno dentro del pueblo o ranchería. A causa de que la tierra se hereda por los hijos generación tras generación, crecen áreas familiares dentro de la población. Por lo general, la herencia está relacionada directamente.

 El cultivo del café les trajo beneficios a algunos minifundistas, pero en los 80’s con la caída de los precios “quedaron más pobres que antes”, y actualmente, mientras algunas milpas producen continuamente, otras producen solamente durante cuatro o cinco años, y hay que dejar las milpas agotadas que pasan a convertirse en matorral por diez o veinte años.

 Ahora, muchos ingresos de los ñhañhú de la Sierra vienen de trabajo en Estados Unidos. La mitad de los hombres de varios pueblos están trabajando allá. Aunque trabajo en Estados Unidos mejora el nivel de la vida, la migración tan lejos, rompe relaciones familiares.

 Por lo que el científico prevé que una solución ha de provenir “desde una economía de poca energía, hacia una economía industrializada, que proveerá más bienes a la población.”


31/01/2008 17:51. Livia Díaz #.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris