Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Abierta la Sala de Lectura “Manuel Maple Arce”.

20080126110318-ccpr2002.jpg

Domingo 14 de julio de 2002

por: Livia Díaz.

El primer movimiento de vanguardia que surge en México es el estridentismo, iniciado y animado por el poeta Manuel Maples Arce originario de Papantla en 1909.

Contrapuesto a otro grupo de escritores de la misma época, observamos que los estridentistas se interesan en el presente y el futuro y no en el pasado, excepto para negarlo.

Quizá por eso la afinidad de esta autora por este poeta fue creciendo, hasta la fecha ha perdurado el abandono del pasado para mirar el presente y vivirlo en ejercicio sabiendo que al momento siguiente ya se volvió futuro y se ha quedado lo demás atrás.

Cuando hablaba con el maestro Remigio sobre el nombre adecuado para esta sala de lectura me dijo que yo tenía que ponérselo. Se me ocurrieron desde los más contagiosos hasta los más serios, pero la obra de los estridentistas que se basa en la realidad inmediata es la que mejor representa el propósito del taller de lectores.

Se dice que en este país la gente no lee, todos leemos con los cinco sentidos todo lo que sucede alrededor todo el tiempo. Entonces hay que ser más claros en el uso del lenguaje, no leemos literatura.

Los estridentistas no rehuyeron la lucha social, estaba en vísperas el inicio de la revolución mexicana de 1910 y su material poético se lo ofrecía la vida diaria en las fábricas, en las calles de las grandes ciudades, en las oficinas de los grandes edificios; cantan a los obreros, a los revolucionarios, a las máquinas, es decir yace en el seno popular.

Por ende la literatura que en realidad es sacada del propio pueblo debe estar en sus manos, cerca de él, celebro que Conaculta haya abierto las puertas de sus acervos y convocado el esfuerzo de muchos promotores altruístas que vamos haciendo esta tarea que poco a poquito se va a diseminar como infección contagiosa: la lectura.

La contribución más importante de los estridentistas, no consiste en haber escrito grandes obras de arte, sino en haber introducido en México las nuevas tendencias vanguardistas y en haber roto el cordón umbilical que ataba a la poesía mexicana a formas gastadas.

El florecimiento de esa nueva poesía durante el siglo veinte lo iniciaron contagiando a otros géneros de escritura de la que hoy gozamos todos, la prosa, el verso libre, incluso podría decirse que el huapango y otras coplas fueron salpicadas de esta innovadora forma de usar el idioma pues están llenas de picardía y parodias que no se empleaban cuando predominaba el uso del verso castellano tan ceremonioso y cerrado como su lenguaje en si.

Por ello tengo mucho gusto de que la salita de lectura lleve el nombre de uno de los precursores del diálogo con el lenguaje y hago la invitación a todas las personas interesadas en participar en ella se acerquen los miércoles a partir de las cuatro de la tarde desde este 10 de julio en la Casa de Cultura de Poza Rica.

 

 

 

 

 

26/01/2008 04:03. Livia Díaz #.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris