Facebook Twitter Google +1     Admin

La poesía no se vende



loor
liviana
lúcida
laica
leal

Enlaces


Proponen crear un museo de Petróleo

20080126104124-fundadores.jpg


Autoridades y artistas preparan proyecto ejecutivo y buscan interesados en participar

Livia Díaz

Poza Rica, Ver.- Esta ciudad quiere un museo petrolero, y en realidad cualquier casa y barrio, en los que hay infinidad de pozos en producción y exploración puede formar parte del acervo de este museo.

Forman parte de nuestro paisaje, bimbas y mecheros, y últimamente, cada vez con mayor fuerza, se escucha a la gente pedir un lugar donde salvaguardar el testimonio de su historia.

La ciudad fue trazada, diseñada y planeada por ingleses, pero este proyecto no sobrevivió a la expropiación petrolera de 1938.

Aunque las bases para su estructura y servicios quedaron sentadas, la ciudad más rica del país post-revolucionario, indiscutiblemente poblada por gente totonaca y huasteca, debiera llamarse también kilómetro 56, o Furberos, creada en 1902.

Y por supuesto que sus habitantes, distinguidos por la sociedad como “Los Fundadores”, podrían ser cronistas de esta historia petrolera, ya que la historia del petróleo es la historia de esta ciudad.

Este año se cumplen 60 de la expropiación, y aunque el asentamiento humano antecede la fecha, no fue sino mucho después que se concibe a Poza Rica como municipio libre, el 13 de noviembre de 1951, así que como puede imaginarse, ambos aniversarios estarán provocando un año de fiestas y festejos en la comunidad protagonizados por los trabajadores.

El Plan Municipal de Cultura ya se tiene contemplado recoger la historia en voz de sus protagonistas, los trabajadores petroleros de la Sección 30 del STPRM y de los prestadores de servicios, y hacer un museo del petróleo para restituir a los baluartes de quienes con sus manos construyeron esta ciudad.

En los años 50´s y 60’s, algunas de estas personas doblaban turno para construir las canchas, las calles, los edificios, los estados y además lo hicieron sin pago alguno.

Aunque no todos viven en la zona, el museo les dará puerta de entrada al conocimiento de su propia aportación a la construcción de esta urbe que de 28 mil habitantes ha pasado a una calculada –incluida la flotante- en más de un millón.

La transmisión de este conocimiento a los procesos por los cuáles esos trabajadores, la mayoría actualmente jubilados y pensionados, y muchos que ya fallecieron, participaron en esta revolución industrial y sacará a la luz pública información sobre quienes implementaron, inventaron, crearon, mejoraron, desarrollaron, fabricaron, perfeccionaron, acondicionaron, adaptaron, e incluso con su ingenio produjeron, a partir de la observación de la tecnología extranjera, máquinas y herramientas.

No exagero en esto, ya que los propios trabajadores han dicho que cuando la empresa El Águila se fue de aquí, tuvieron que trabajar a marchas forzadas y lograr mantener sin su tecnología la producción del crudo para consumo nacional y cumplimiento de sus compromisos.

Guardará el museo petrolero seguramente los testimonios de gratitud al taller artesanal del primer refinador de petróleo en América Latina, que para el consumo de la población se las ingenió para destilar del chapopote el aceite y que se encontraba en donde ahora se ubica la escuela María Gutiérrez en la ciudad de Papantla.

Adolfo Rendón, el Heroico Cuerpo de Bomberos, Médicos, Ingenieros, Locutores, Periodistas, Luchadores Sociales tendrán lugar para que las generaciones actuales y por venir conozcan a sus héroes locales.

Las entrañas de esta tierra que con su sangre negra inundaba el mercado y se transformó para fabricar los plásticos que requiere el mercado, han atraído también a técnicos, obreros, ingenieros, investigadores en la materia; especialistas en los procesos de exploración y producción de todo el mundo; investigadores de medio ambiente, aprovechamiento de los recursos naturales, tratamiento del agua, prevención de desastres.

Su participación y presencia ha transformado a esta sociedad cosmopolita, y revolucionado los conceptos que tenían de su propia identidad, por lo que su esfuerzo en bastimento de su patrimonio tangible

26/01/2008 03:41. Livia Díaz #.

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris